Medio Ambiente estudia combustibles alternativos

El Ministerio de Medio Ambiente destinará 251.952 euros (41,9 millones de pesetas) a la realización de un estudio sobre combustibles alternativos para los medios de transporte.

El Consejo de Ministros ha autorizado un convenio de colaboración con el Centro de Investigaciones Energéticas, Medioambientales y Tecnológicas (CIEMAT). Esta entidad se encargará de realizar el análisis del ciclo de vida de los biocarburantes (bioetanol obtenido de cereales y biodiésel) y lo comparará con el del combustible tradicional.

En el estudio tendrán que señalarse todas las consecuencias medioambientales -“desde la cuna hasta la tumba", afirma el comunicado distribuido por el Ministerio de Medio Ambiente- que tendría la implantación de este producto. Además, tendrán que cuantificarse las emisiones, el consumo de recursos naturales y el uso de energía asociada a la transformación de una materia prima en un artículo final (los carburantes alternativos, en este caso). El informe deberá terminarse en un plazo de dos años y será uno de los primeros pasos para adaptarse al plan de acción y a las dos propuestas de directiva realizadas por la Comisión Europea, que pretende fomentar el uso de combustibles alternativos para el transporte y considera el empleo de los biocarburantes como la tecnología con mayor potencial a corto y medio plazo.