Mazda6

Los mismos ingredientes, pero potenciados. Esa es la receta que se ha cocinado para la nueva generación del Mazda 6. La berlina nipona mejora sus motores en potencia y consumo y retoca ligeramente su imagen exterior e interior.

Mazda6
Mazda6

En la toma de contacto, realizada en la zona de la Toscana italiana, tuvimos la oportunidad de conducir el nuevo Mazda 6 con varios niveles de motorización. El 2.0 Diesel de 143 CV será, sin duda, una de las versiones estrellas de la gama y ahora más gracias a las mejoras que ha recibido. Es un motor que no hace demasiado ruido y que ofrece unas prestaciones muy buenas, con un comportamiento bastante suave y elástico. El único pero que se le puede sacar es que no exista una versión Diesel de mayor enjundia, pues se tiene que enfrentar con rivales que ya poseen en sus gamas motores de gasóleo de potencias superiores a 150 CV. El 1.8 es la versión básica de gasolina y con 120 CV cumple con suficiencia lo que se espera de él. Es algo perezoso a bajas vueltas, pero, cuando se le exprime por encima de las 3.000/3.500 rpm, resulta muy satifactorio, consiguiendo mantener cruceros elevados sin esfuerzo. Echar mano del cambio no supone un trauma, pues con desarrollos y recorridos cortos es preciso y agradable de utilizar. Este propulsor es algo más ruidoso, pero para ser una versión de acceso nos ha dejado muy buena impresión. El 2.0 gasolina resulta muy agradable, aunque no nos han terminado de convencer los desarrollos elegidos con la caja de cambios manual de seis relaciones. En las tres primeras marchas, bastante ajustadas, el propulsor responde con bastante elasticidad, pero en cuarta y quinta, sobre todo, se echa de menos algo más de empuje, algo achacable a un desarrollo más largo de lo deseable. En todas las variantes del Mazda 6 que hemos conducido se percibe un toque deportivo diferenciador respecto a otras berlinas rivales. La dirección es rápida y precisa y, aunque subvirador, se va muy poco de morro, una tendencia bastante previsible y controlable. Las suspensiones tienden a la firmeza, pero no son nada incómodas, excepto, quizás, en asfaltos en mal estado, donde nos han parecido algo secas.La nueva generación del Mazda 6 se pondrá a la venta entre septiembre (los gasolina) y octubre (los Diesel, con un nivel de equipamiento bastante completo que incluye, entre otros, ocho airbags, control de tracción, control de estabilidad, faros antiniebla, climatizador, llantas de aleación, radio CD, control de velocidad de crucero y avisador de asientos traseros desabrochados. Como opciones quedan la pintura metalizada (400 euros), el techo solar (800 euros), el navegador con DVD (2.300) y el cambio automático (1.600),

Modelo
Potencia
Precio
Mazda 6 1.8 Active
120 CV
22.000
Mazda 6 2.0 Active
147 CV
24.000
Mazda 6 2.3 Sportive
166 CV
27.500
Mazda 6 2.0 Wagon
147 CV
24.900
Mazda 6 2.3 Wagon
166 CV
28.470
Mazda 6 2.0 CRTD Active
121 CV
24.500
Mazda 6 2.0 CRTD Active
143 CV
25.500
Mazda 6 2.0 CRTD Sportive
143 CV
28.000
Mazda 6 2.0 CRTD Active Wagon
143 CV
26.400
Mazda 6 2.0 CRTD Sportive Wagon
143 CV
28.800
En la toma de contacto, realizada en la zona de la Toscana italiana, tuvimos la oportunidad de conducir el nuevo Mazda 6 con varios niveles de motorización. El 2.0 Diesel de 143 CV será, sin duda, una de las versiones estrellas de la gama y ahora más gracias a las mejoras que ha recibido. Es un motor que no hace demasiado ruido y que ofrece unas prestaciones muy buenas, con un comportamiento bastante suave y elástico. El único pero que se le puede sacar es que no exista una versión Diesel de mayor enjundia, pues se tiene que enfrentar con rivales que ya poseen en sus gamas motores de gasóleo de potencias superiores a 150 CV. El 1.8 es la versión básica de gasolina y con 120 CV cumple con suficiencia lo que se espera de él. Es algo perezoso a bajas vueltas, pero, cuando se le exprime por encima de las 3.000/3.500 rpm, resulta muy satifactorio, consiguiendo mantener cruceros elevados sin esfuerzo. Echar mano del cambio no supone un trauma, pues con desarrollos y recorridos cortos es preciso y agradable de utilizar. Este propulsor es algo más ruidoso, pero para ser una versión de acceso nos ha dejado muy buena impresión. El 2.0 gasolina resulta muy agradable, aunque no nos han terminado de convencer los desarrollos elegidos con la caja de cambios manual de seis relaciones. En las tres primeras marchas, bastante ajustadas, el propulsor responde con bastante elasticidad, pero en cuarta y quinta, sobre todo, se echa de menos algo más de empuje, algo achacable a un desarrollo más largo de lo deseable. En todas las variantes del Mazda 6 que hemos conducido se percibe un toque deportivo diferenciador respecto a otras berlinas rivales. La dirección es rápida y precisa y, aunque subvirador, se va muy poco de morro, una tendencia bastante previsible y controlable. Las suspensiones tienden a la firmeza, pero no son nada incómodas, excepto, quizás, en asfaltos en mal estado, donde nos han parecido algo secas.La nueva generación del Mazda 6 se pondrá a la venta entre septiembre (los gasolina) y octubre (los Diesel, con un nivel de equipamiento bastante completo que incluye, entre otros, ocho airbags, control de tracción, control de estabilidad, faros antiniebla, climatizador, llantas de aleación, radio CD, control de velocidad de crucero y avisador de asientos traseros desabrochados. Como opciones quedan la pintura metalizada (400 euros), el techo solar (800 euros), el navegador con DVD (2.300) y el cambio automático (1.600),
Modelo
Potencia
Precio
Mazda 6 1.8 Active
120 CV
22.000
Mazda 6 2.0 Active
147 CV
24.000
Mazda 6 2.3 Sportive
166 CV
27.500
Mazda 6 2.0 Wagon
147 CV
24.900
Mazda 6 2.3 Wagon
166 CV
28.470
Mazda 6 2.0 CRTD Active
121 CV
24.500
Mazda 6 2.0 CRTD Active
143 CV
25.500
Mazda 6 2.0 CRTD Sportive
143 CV
28.000
Mazda 6 2.0 CRTD Active Wagon
143 CV
26.400
Mazda 6 2.0 CRTD Sportive Wagon
143 CV
28.800
En la toma de contacto, realizada en la zona de la Toscana italiana, tuvimos la oportunidad de conducir el nuevo Mazda 6 con varios niveles de motorización. El 2.0 Diesel de 143 CV será, sin duda, una de las versiones estrellas de la gama y ahora más gracias a las mejoras que ha recibido. Es un motor que no hace demasiado ruido y que ofrece unas prestaciones muy buenas, con un comportamiento bastante suave y elástico. El único pero que se le puede sacar es que no exista una versión Diesel de mayor enjundia, pues se tiene que enfrentar con rivales que ya poseen en sus gamas motores de gasóleo de potencias superiores a 150 CV. El 1.8 es la versión básica de gasolina y con 120 CV cumple con suficiencia lo que se espera de él. Es algo perezoso a bajas vueltas, pero, cuando se le exprime por encima de las 3.000/3.500 rpm, resulta muy satifactorio, consiguiendo mantener cruceros elevados sin esfuerzo. Echar mano del cambio no supone un trauma, pues con desarrollos y recorridos cortos es preciso y agradable de utilizar. Este propulsor es algo más ruidoso, pero para ser una versión de acceso nos ha dejado muy buena impresión. El 2.0 gasolina resulta muy agradable, aunque no nos han terminado de convencer los desarrollos elegidos con la caja de cambios manual de seis relaciones. En las tres primeras marchas, bastante ajustadas, el propulsor responde con bastante elasticidad, pero en cuarta y quinta, sobre todo, se echa de menos algo más de empuje, algo achacable a un desarrollo más largo de lo deseable. En todas las variantes del Mazda 6 que hemos conducido se percibe un toque deportivo diferenciador respecto a otras berlinas rivales. La dirección es rápida y precisa y, aunque subvirador, se va muy poco de morro, una tendencia bastante previsible y controlable. Las suspensiones tienden a la firmeza, pero no son nada incómodas, excepto, quizás, en asfaltos en mal estado, donde nos han parecido algo secas.La nueva generación del Mazda 6 se pondrá a la venta entre septiembre (los gasolina) y octubre (los Diesel, con un nivel de equipamiento bastante completo que incluye, entre otros, ocho airbags, control de tracción, control de estabilidad, faros antiniebla, climatizador, llantas de aleación, radio CD, control de velocidad de crucero y avisador de asientos traseros desabrochados. Como opciones quedan la pintura metalizada (400 euros), el techo solar (800 euros), el navegador con DVD (2.300) y el cambio automático (1.600),
Modelo
Potencia
Precio
Mazda 6 1.8 Active
120 CV
22.000
Mazda 6 2.0 Active
147 CV
24.000
Mazda 6 2.3 Sportive
166 CV
27.500
Mazda 6 2.0 Wagon
147 CV
24.900
Mazda 6 2.3 Wagon
166 CV
28.470
Mazda 6 2.0 CRTD Active
121 CV
24.500
Mazda 6 2.0 CRTD Active
143 CV
25.500
Mazda 6 2.0 CRTD Sportive
143 CV
28.000
Mazda 6 2.0 CRTD Active Wagon
143 CV
26.400
Mazda 6 2.0 CRTD Sportive Wagon
143 CV
28.800
En la toma de contacto, realizada en la zona de la Toscana italiana, tuvimos la oportunidad de conducir el nuevo Mazda 6 con varios niveles de motorización. El 2.0 Diesel de 143 CV será, sin duda, una de las versiones estrellas de la gama y ahora más gracias a las mejoras que ha recibido. Es un motor que no hace demasiado ruido y que ofrece unas prestaciones muy buenas, con un comportamiento bastante suave y elástico. El único pero que se le puede sacar es que no exista una versión Diesel de mayor enjundia, pues se tiene que enfrentar con rivales que ya poseen en sus gamas motores de gasóleo de potencias superiores a 150 CV. El 1.8 es la versión básica de gasolina y con 120 CV cumple con suficiencia lo que se espera de él. Es algo perezoso a bajas vueltas, pero, cuando se le exprime por encima de las 3.000/3.500 rpm, resulta muy satifactorio, consiguiendo mantener cruceros elevados sin esfuerzo. Echar mano del cambio no supone un trauma, pues con desarrollos y recorridos cortos es preciso y agradable de utilizar. Este propulsor es algo más ruidoso, pero para ser una versión de acceso nos ha dejado muy buena impresión. El 2.0 gasolina resulta muy agradable, aunque no nos han terminado de convencer los desarrollos elegidos con la caja de cambios manual de seis relaciones. En las tres primeras marchas, bastante ajustadas, el propulsor responde con bastante elasticidad, pero en cuarta y quinta, sobre todo, se echa de menos algo más de empuje, algo achacable a un desarrollo más largo de lo deseable. En todas las variantes del Mazda 6 que hemos conducido se percibe un toque deportivo diferenciador respecto a otras berlinas rivales. La dirección es rápida y precisa y, aunque subvirador, se va muy poco de morro, una tendencia bastante previsible y controlable. Las suspensiones tienden a la firmeza, pero no son nada incómodas, excepto, quizás, en asfaltos en mal estado, donde nos han parecido algo secas.La nueva generación del Mazda 6 se pondrá a la venta entre septiembre (los gasolina) y octubre (los Diesel, con un nivel de equipamiento bastante completo que incluye, entre otros, ocho airbags, control de tracción, control de estabilidad, faros antiniebla, climatizador, llantas de aleación, radio CD, control de velocidad de crucero y avisador de asientos traseros desabrochados. Como opciones quedan la pintura metalizada (400 euros), el techo solar (800 euros), el navegador con DVD (2.300) y el cambio automático (1.600),
Modelo
Potencia
Precio
Mazda 6 1.8 Active
120 CV
22.000
Mazda 6 2.0 Active
147 CV
24.000
Mazda 6 2.3 Sportive
166 CV
27.500
Mazda 6 2.0 Wagon
147 CV
24.900
Mazda 6 2.3 Wagon
166 CV
28.470
Mazda 6 2.0 CRTD Active
121 CV
24.500
Mazda 6 2.0 CRTD Active
143 CV
25.500
Mazda 6 2.0 CRTD Sportive
143 CV
28.000
Mazda 6 2.0 CRTD Active Wagon
143 CV
26.400
Mazda 6 2.0 CRTD Sportive Wagon
143 CV
28.800
En la toma de contacto, realizada en la zona de la Toscana italiana, tuvimos la oportunidad de conducir el nuevo Mazda 6 con varios niveles de motorización. El 2.0 Diesel de 143 CV será, sin duda, una de las versiones estrellas de la gama y ahora más gracias a las mejoras que ha recibido. Es un motor que no hace demasiado ruido y que ofrece unas prestaciones muy buenas, con un comportamiento bastante suave y elástico. El único pero que se le puede sacar es que no exista una versión Diesel de mayor enjundia, pues se tiene que enfrentar con rivales que ya poseen en sus gamas motores de gasóleo de potencias superiores a 150 CV. El 1.8 es la versión básica de gasolina y con 120 CV cumple con suficiencia lo que se espera de él. Es algo perezoso a bajas vueltas, pero, cuando se le exprime por encima de las 3.000/3.500 rpm, resulta muy satifactorio, consiguiendo mantener cruceros elevados sin esfuerzo. Echar mano del cambio no supone un trauma, pues con desarrollos y recorridos cortos es preciso y agradable de utilizar. Este propulsor es algo más ruidoso, pero para ser una versión de acceso nos ha dejado muy buena impresión. El 2.0 gasolina resulta muy agradable, aunque no nos han terminado de convencer los desarrollos elegidos con la caja de cambios manual de seis relaciones. En las tres primeras marchas, bastante ajustadas, el propulsor responde con bastante elasticidad, pero en cuarta y quinta, sobre todo, se echa de menos algo más de empuje, algo achacable a un desarrollo más largo de lo deseable. En todas las variantes del Mazda 6 que hemos conducido se percibe un toque deportivo diferenciador respecto a otras berlinas rivales. La dirección es rápida y precisa y, aunque subvirador, se va muy poco de morro, una tendencia bastante previsible y controlable. Las suspensiones tienden a la firmeza, pero no son nada incómodas, excepto, quizás, en asfaltos en mal estado, donde nos han parecido algo secas.La nueva generación del Mazda 6 se pondrá a la venta entre septiembre (los gasolina) y octubre (los Diesel, con un nivel de equipamiento bastante completo que incluye, entre otros, ocho airbags, control de tracción, control de estabilidad, faros antiniebla, climatizador, llantas de aleación, radio CD, control de velocidad de crucero y avisador de asientos traseros desabrochados. Como opciones quedan la pintura metalizada (400 euros), el techo solar (800 euros), el navegador con DVD (2.300) y el cambio automático (1.600),
Modelo
Potencia
Precio
Mazda 6 1.8 Active
120 CV
22.000
Mazda 6 2.0 Active
147 CV
24.000
Mazda 6 2.3 Sportive
166 CV
27.500
Mazda 6 2.0 Wagon
147 CV
24.900
Mazda 6 2.3 Wagon
166 CV
28.470
Mazda 6 2.0 CRTD Active
121 CV
24.500
Mazda 6 2.0 CRTD Active
143 CV
25.500
Mazda 6 2.0 CRTD Sportive
143 CV
28.000
Mazda 6 2.0 CRTD Active Wagon
143 CV
26.400
Mazda 6 2.0 CRTD Sportive Wagon
143 CV
28.800
Los mejores vídeos