Mazda6

Mazda vuelve a por sus fueros en la categoría de las berlinas medio-grandes y lo hace con un producto capaz de ofrecer tanta satisfacción de conducción como los de las marcas consagradas.

mazda6_1g.jpg
mazda6_1g.jpg

Respecto a la carrocería, el nuevo modelo ofrece más espacio interior de lo habitual. Tiene más anchura para los pasajeros que los Mondeo y Laguna. Longitudinalmente, el espacio para las piernas atrás es mayor que el del Laguna, pero inferior al del Mondeo. La altura libre en las plazas delanteras y posteriores está al mismo nivel que los dos modelos citados. En maletero declara la misma capacidad que el Laguna y algo menos que el Mondeo, pero, según nuestras medicione,s está entre medias de ambos. La rueda de repuesto es de tamaño normal y el asiento posterior se abate desde el propio maletero. Si bien queda un escalón en la superficie de carga, dicho inconveniente desaparece en la variante de cinco puertas. En esta última carrocería se ha previsto un sistema diferente para abatir el asiento, denominado "karakuri"; es muy práctico y sólo con accionar una palanca se tumba el respaldo y se baja la banqueta, quedando una superficie plana.

Los interiores son tradicionales y están bien rematados. En el cuadro de instrumentos mandan dos grandes relojes. La consola central va recubierta en símil titanio, y está coronada por una gran pantalla para el sistema de navegación. Los pedales son retráctiles para no dañar los pies del conductor en caso de accidente. Por lo demás, la carrocería es más atractiva al natural que en las fotografías. Bien plantada sobre sus llantas de aleación con neumáticos de perfil bajo, tiene un estilo muy dinámico y un frontal con más personalidad que los anteriores, demasiado discretos. El Mazda6 quiere hacer notar su presencia y seguro que lo va a conseguir, sobre todo entre los conductores más exigentes y conocedores.

Respecto a la carrocería, el nuevo modelo ofrece más espacio interior de lo habitual. Tiene más anchura para los pasajeros que los Mondeo y Laguna. Longitudinalmente, el espacio para las piernas atrás es mayor que el del Laguna, pero inferior al del Mondeo. La altura libre en las plazas delanteras y posteriores está al mismo nivel que los dos modelos citados. En maletero declara la misma capacidad que el Laguna y algo menos que el Mondeo, pero, según nuestras medicione,s está entre medias de ambos. La rueda de repuesto es de tamaño normal y el asiento posterior se abate desde el propio maletero. Si bien queda un escalón en la superficie de carga, dicho inconveniente desaparece en la variante de cinco puertas. En esta última carrocería se ha previsto un sistema diferente para abatir el asiento, denominado "karakuri"; es muy práctico y sólo con accionar una palanca se tumba el respaldo y se baja la banqueta, quedando una superficie plana.

Los interiores son tradicionales y están bien rematados. En el cuadro de instrumentos mandan dos grandes relojes. La consola central va recubierta en símil titanio, y está coronada por una gran pantalla para el sistema de navegación. Los pedales son retráctiles para no dañar los pies del conductor en caso de accidente. Por lo demás, la carrocería es más atractiva al natural que en las fotografías. Bien plantada sobre sus llantas de aleación con neumáticos de perfil bajo, tiene un estilo muy dinámico y un frontal con más personalidad que los anteriores, demasiado discretos. El Mazda6 quiere hacer notar su presencia y seguro que lo va a conseguir, sobre todo entre los conductores más exigentes y conocedores.

Respecto a la carrocería, el nuevo modelo ofrece más espacio interior de lo habitual. Tiene más anchura para los pasajeros que los Mondeo y Laguna. Longitudinalmente, el espacio para las piernas atrás es mayor que el del Laguna, pero inferior al del Mondeo. La altura libre en las plazas delanteras y posteriores está al mismo nivel que los dos modelos citados. En maletero declara la misma capacidad que el Laguna y algo menos que el Mondeo, pero, según nuestras medicione,s está entre medias de ambos. La rueda de repuesto es de tamaño normal y el asiento posterior se abate desde el propio maletero. Si bien queda un escalón en la superficie de carga, dicho inconveniente desaparece en la variante de cinco puertas. En esta última carrocería se ha previsto un sistema diferente para abatir el asiento, denominado "karakuri"; es muy práctico y sólo con accionar una palanca se tumba el respaldo y se baja la banqueta, quedando una superficie plana.

Los interiores son tradicionales y están bien rematados. En el cuadro de instrumentos mandan dos grandes relojes. La consola central va recubierta en símil titanio, y está coronada por una gran pantalla para el sistema de navegación. Los pedales son retráctiles para no dañar los pies del conductor en caso de accidente. Por lo demás, la carrocería es más atractiva al natural que en las fotografías. Bien plantada sobre sus llantas de aleación con neumáticos de perfil bajo, tiene un estilo muy dinámico y un frontal con más personalidad que los anteriores, demasiado discretos. El Mazda6 quiere hacer notar su presencia y seguro que lo va a conseguir, sobre todo entre los conductores más exigentes y conocedores.

Respecto a la carrocería, el nuevo modelo ofrece más espacio interior de lo habitual. Tiene más anchura para los pasajeros que los Mondeo y Laguna. Longitudinalmente, el espacio para las piernas atrás es mayor que el del Laguna, pero inferior al del Mondeo. La altura libre en las plazas delanteras y posteriores está al mismo nivel que los dos modelos citados. En maletero declara la misma capacidad que el Laguna y algo menos que el Mondeo, pero, según nuestras medicione,s está entre medias de ambos. La rueda de repuesto es de tamaño normal y el asiento posterior se abate desde el propio maletero. Si bien queda un escalón en la superficie de carga, dicho inconveniente desaparece en la variante de cinco puertas. En esta última carrocería se ha previsto un sistema diferente para abatir el asiento, denominado "karakuri"; es muy práctico y sólo con accionar una palanca se tumba el respaldo y se baja la banqueta, quedando una superficie plana.

Los interiores son tradicionales y están bien rematados. En el cuadro de instrumentos mandan dos grandes relojes. La consola central va recubierta en símil titanio, y está coronada por una gran pantalla para el sistema de navegación. Los pedales son retráctiles para no dañar los pies del conductor en caso de accidente. Por lo demás, la carrocería es más atractiva al natural que en las fotografías. Bien plantada sobre sus llantas de aleación con neumáticos de perfil bajo, tiene un estilo muy dinámico y un frontal con más personalidad que los anteriores, demasiado discretos. El Mazda6 quiere hacer notar su presencia y seguro que lo va a conseguir, sobre todo entre los conductores más exigentes y conocedores.

Respecto a la carrocería, el nuevo modelo ofrece más espacio interior de lo habitual. Tiene más anchura para los pasajeros que los Mondeo y Laguna. Longitudinalmente, el espacio para las piernas atrás es mayor que el del Laguna, pero inferior al del Mondeo. La altura libre en las plazas delanteras y posteriores está al mismo nivel que los dos modelos citados. En maletero declara la misma capacidad que el Laguna y algo menos que el Mondeo, pero, según nuestras medicione,s está entre medias de ambos. La rueda de repuesto es de tamaño normal y el asiento posterior se abate desde el propio maletero. Si bien queda un escalón en la superficie de carga, dicho inconveniente desaparece en la variante de cinco puertas. En esta última carrocería se ha previsto un sistema diferente para abatir el asiento, denominado "karakuri"; es muy práctico y sólo con accionar una palanca se tumba el respaldo y se baja la banqueta, quedando una superficie plana.

Los interiores son tradicionales y están bien rematados. En el cuadro de instrumentos mandan dos grandes relojes. La consola central va recubierta en símil titanio, y está coronada por una gran pantalla para el sistema de navegación. Los pedales son retráctiles para no dañar los pies del conductor en caso de accidente. Por lo demás, la carrocería es más atractiva al natural que en las fotografías. Bien plantada sobre sus llantas de aleación con neumáticos de perfil bajo, tiene un estilo muy dinámico y un frontal con más personalidad que los anteriores, demasiado discretos. El Mazda6 quiere hacer notar su presencia y seguro que lo va a conseguir, sobre todo entre los conductores más exigentes y conocedores.

Respecto a la carrocería, el nuevo modelo ofrece más espacio interior de lo habitual. Tiene más anchura para los pasajeros que los Mondeo y Laguna. Longitudinalmente, el espacio para las piernas atrás es mayor que el del Laguna, pero inferior al del Mondeo. La altura libre en las plazas delanteras y posteriores está al mismo nivel que los dos modelos citados. En maletero declara la misma capacidad que el Laguna y algo menos que el Mondeo, pero, según nuestras medicione,s está entre medias de ambos. La rueda de repuesto es de tamaño normal y el asiento posterior se abate desde el propio maletero. Si bien queda un escalón en la superficie de carga, dicho inconveniente desaparece en la variante de cinco puertas. En esta última carrocería se ha previsto un sistema diferente para abatir el asiento, denominado "karakuri"; es muy práctico y sólo con accionar una palanca se tumba el respaldo y se baja la banqueta, quedando una superficie plana.

Los interiores son tradicionales y están bien rematados. En el cuadro de instrumentos mandan dos grandes relojes. La consola central va recubierta en símil titanio, y está coronada por una gran pantalla para el sistema de navegación. Los pedales son retráctiles para no dañar los pies del conductor en caso de accidente. Por lo demás, la carrocería es más atractiva al natural que en las fotografías. Bien plantada sobre sus llantas de aleación con neumáticos de perfil bajo, tiene un estilo muy dinámico y un frontal con más personalidad que los anteriores, demasiado discretos. El Mazda6 quiere hacer notar su presencia y seguro que lo va a conseguir, sobre todo entre los conductores más exigentes y conocedores.

Respecto a la carrocería, el nuevo modelo ofrece más espacio interior de lo habitual. Tiene más anchura para los pasajeros que los Mondeo y Laguna. Longitudinalmente, el espacio para las piernas atrás es mayor que el del Laguna, pero inferior al del Mondeo. La altura libre en las plazas delanteras y posteriores está al mismo nivel que los dos modelos citados. En maletero declara la misma capacidad que el Laguna y algo menos que el Mondeo, pero, según nuestras medicione,s está entre medias de ambos. La rueda de repuesto es de tamaño normal y el asiento posterior se abate desde el propio maletero. Si bien queda un escalón en la superficie de carga, dicho inconveniente desaparece en la variante de cinco puertas. En esta última carrocería se ha previsto un sistema diferente para abatir el asiento, denominado "karakuri"; es muy práctico y sólo con accionar una palanca se tumba el respaldo y se baja la banqueta, quedando una superficie plana.

Los interiores son tradicionales y están bien rematados. En el cuadro de instrumentos mandan dos grandes relojes. La consola central va recubierta en símil titanio, y está coronada por una gran pantalla para el sistema de navegación. Los pedales son retráctiles para no dañar los pies del conductor en caso de accidente. Por lo demás, la carrocería es más atractiva al natural que en las fotografías. Bien plantada sobre sus llantas de aleación con neumáticos de perfil bajo, tiene un estilo muy dinámico y un frontal con más personalidad que los anteriores, demasiado discretos. El Mazda6 quiere hacer notar su presencia y seguro que lo va a conseguir, sobre todo entre los conductores más exigentes y conocedores.

Respecto a la carrocería, el nuevo modelo ofrece más espacio interior de lo habitual. Tiene más anchura para los pasajeros que los Mondeo y Laguna. Longitudinalmente, el espacio para las piernas atrás es mayor que el del Laguna, pero inferior al del Mondeo. La altura libre en las plazas delanteras y posteriores está al mismo nivel que los dos modelos citados. En maletero declara la misma capacidad que el Laguna y algo menos que el Mondeo, pero, según nuestras medicione,s está entre medias de ambos. La rueda de repuesto es de tamaño normal y el asiento posterior se abate desde el propio maletero. Si bien queda un escalón en la superficie de carga, dicho inconveniente desaparece en la variante de cinco puertas. En esta última carrocería se ha previsto un sistema diferente para abatir el asiento, denominado "karakuri"; es muy práctico y sólo con accionar una palanca se tumba el respaldo y se baja la banqueta, quedando una superficie plana.

Los interiores son tradicionales y están bien rematados. En el cuadro de instrumentos mandan dos grandes relojes. La consola central va recubierta en símil titanio, y está coronada por una gran pantalla para el sistema de navegación. Los pedales son retráctiles para no dañar los pies del conductor en caso de accidente. Por lo demás, la carrocería es más atractiva al natural que en las fotografías. Bien plantada sobre sus llantas de aleación con neumáticos de perfil bajo, tiene un estilo muy dinámico y un frontal con más personalidad que los anteriores, demasiado discretos. El Mazda6 quiere hacer notar su presencia y seguro que lo va a conseguir, sobre todo entre los conductores más exigentes y conocedores.

Respecto a la carrocería, el nuevo modelo ofrece más espacio interior de lo habitual. Tiene más anchura para los pasajeros que los Mondeo y Laguna. Longitudinalmente, el espacio para las piernas atrás es mayor que el del Laguna, pero inferior al del Mondeo. La altura libre en las plazas delanteras y posteriores está al mismo nivel que los dos modelos citados. En maletero declara la misma capacidad que el Laguna y algo menos que el Mondeo, pero, según nuestras medicione,s está entre medias de ambos. La rueda de repuesto es de tamaño normal y el asiento posterior se abate desde el propio maletero. Si bien queda un escalón en la superficie de carga, dicho inconveniente desaparece en la variante de cinco puertas. En esta última carrocería se ha previsto un sistema diferente para abatir el asiento, denominado "karakuri"; es muy práctico y sólo con accionar una palanca se tumba el respaldo y se baja la banqueta, quedando una superficie plana.

Los interiores son tradicionales y están bien rematados. En el cuadro de instrumentos mandan dos grandes relojes. La consola central va recubierta en símil titanio, y está coronada por una gran pantalla para el sistema de navegación. Los pedales son retráctiles para no dañar los pies del conductor en caso de accidente. Por lo demás, la carrocería es más atractiva al natural que en las fotografías. Bien plantada sobre sus llantas de aleación con neumáticos de perfil bajo, tiene un estilo muy dinámico y un frontal con más personalidad que los anteriores, demasiado discretos. El Mazda6 quiere hacer notar su presencia y seguro que lo va a conseguir, sobre todo entre los conductores más exigentes y conocedores.

Respecto a la carrocería, el nuevo modelo ofrece más espacio interior de lo habitual. Tiene más anchura para los pasajeros que los Mondeo y Laguna. Longitudinalmente, el espacio para las piernas atrás es mayor que el del Laguna, pero inferior al del Mondeo. La altura libre en las plazas delanteras y posteriores está al mismo nivel que los dos modelos citados. En maletero declara la misma capacidad que el Laguna y algo menos que el Mondeo, pero, según nuestras medicione,s está entre medias de ambos. La rueda de repuesto es de tamaño normal y el asiento posterior se abate desde el propio maletero. Si bien queda un escalón en la superficie de carga, dicho inconveniente desaparece en la variante de cinco puertas. En esta última carrocería se ha previsto un sistema diferente para abatir el asiento, denominado "karakuri"; es muy práctico y sólo con accionar una palanca se tumba el respaldo y se baja la banqueta, quedando una superficie plana.

Los interiores son tradicionales y están bien rematados. En el cuadro de instrumentos mandan dos grandes relojes. La consola central va recubierta en símil titanio, y está coronada por una gran pantalla para el sistema de navegación. Los pedales son retráctiles para no dañar los pies del conductor en caso de accidente. Por lo demás, la carrocería es más atractiva al natural que en las fotografías. Bien plantada sobre sus llantas de aleación con neumáticos de perfil bajo, tiene un estilo muy dinámico y un frontal con más personalidad que los anteriores, demasiado discretos. El Mazda6 quiere hacer notar su presencia y seguro que lo va a conseguir, sobre todo entre los conductores más exigentes y conocedores.

Respecto a la carrocería, el nuevo modelo ofrece más espacio interior de lo habitual. Tiene más anchura para los pasajeros que los Mondeo y Laguna. Longitudinalmente, el espacio para las piernas atrás es mayor que el del Laguna, pero inferior al del Mondeo. La altura libre en las plazas delanteras y posteriores está al mismo nivel que los dos modelos citados. En maletero declara la misma capacidad que el Laguna y algo menos que el Mondeo, pero, según nuestras medicione,s está entre medias de ambos. La rueda de repuesto es de tamaño normal y el asiento posterior se abate desde el propio maletero. Si bien queda un escalón en la superficie de carga, dicho inconveniente desaparece en la variante de cinco puertas. En esta última carrocería se ha previsto un sistema diferente para abatir el asiento, denominado "karakuri"; es muy práctico y sólo con accionar una palanca se tumba el respaldo y se baja la banqueta, quedando una superficie plana.

Los interiores son tradicionales y están bien rematados. En el cuadro de instrumentos mandan dos grandes relojes. La consola central va recubierta en símil titanio, y está coronada por una gran pantalla para el sistema de navegación. Los pedales son retráctiles para no dañar los pies del conductor en caso de accidente. Por lo demás, la carrocería es más atractiva al natural que en las fotografías. Bien plantada sobre sus llantas de aleación con neumáticos de perfil bajo, tiene un estilo muy dinámico y un frontal con más personalidad que los anteriores, demasiado discretos. El Mazda6 quiere hacer notar su presencia y seguro que lo va a conseguir, sobre todo entre los conductores más exigentes y conocedores.

Respecto a la carrocería, el nuevo modelo ofrece más espacio interior de lo habitual. Tiene más anchura para los pasajeros que los Mondeo y Laguna. Longitudinalmente, el espacio para las piernas atrás es mayor que el del Laguna, pero inferior al del Mondeo. La altura libre en las plazas delanteras y posteriores está al mismo nivel que los dos modelos citados. En maletero declara la misma capacidad que el Laguna y algo menos que el Mondeo, pero, según nuestras medicione,s está entre medias de ambos. La rueda de repuesto es de tamaño normal y el asiento posterior se abate desde el propio maletero. Si bien queda un escalón en la superficie de carga, dicho inconveniente desaparece en la variante de cinco puertas. En esta última carrocería se ha previsto un sistema diferente para abatir el asiento, denominado "karakuri"; es muy práctico y sólo con accionar una palanca se tumba el respaldo y se baja la banqueta, quedando una superficie plana.

Los interiores son tradicionales y están bien rematados. En el cuadro de instrumentos mandan dos grandes relojes. La consola central va recubierta en símil titanio, y está coronada por una gran pantalla para el sistema de navegación. Los pedales son retráctiles para no dañar los pies del conductor en caso de accidente. Por lo demás, la carrocería es más atractiva al natural que en las fotografías. Bien plantada sobre sus llantas de aleación con neumáticos de perfil bajo, tiene un estilo muy dinámico y un frontal con más personalidad que los anteriores, demasiado discretos. El Mazda6 quiere hacer notar su presencia y seguro que lo va a conseguir, sobre todo entre los conductores más exigentes y conocedores.

Respecto a la carrocería, el nuevo modelo ofrece más espacio interior de lo habitual. Tiene más anchura para los pasajeros que los Mondeo y Laguna. Longitudinalmente, el espacio para las piernas atrás es mayor que el del Laguna, pero inferior al del Mondeo. La altura libre en las plazas delanteras y posteriores está al mismo nivel que los dos modelos citados. En maletero declara la misma capacidad que el Laguna y algo menos que el Mondeo, pero, según nuestras medicione,s está entre medias de ambos. La rueda de repuesto es de tamaño normal y el asiento posterior se abate desde el propio maletero. Si bien queda un escalón en la superficie de carga, dicho inconveniente desaparece en la variante de cinco puertas. En esta última carrocería se ha previsto un sistema diferente para abatir el asiento, denominado "karakuri"; es muy práctico y sólo con accionar una palanca se tumba el respaldo y se baja la banqueta, quedando una superficie plana.

Los interiores son tradicionales y están bien rematados. En el cuadro de instrumentos mandan dos grandes relojes. La consola central va recubierta en símil titanio, y está coronada por una gran pantalla para el sistema de navegación. Los pedales son retráctiles para no dañar los pies del conductor en caso de accidente. Por lo demás, la carrocería es más atractiva al natural que en las fotografías. Bien plantada sobre sus llantas de aleación con neumáticos de perfil bajo, tiene un estilo muy dinámico y un frontal con más personalidad que los anteriores, demasiado discretos. El Mazda6 quiere hacer notar su presencia y seguro que lo va a conseguir, sobre todo entre los conductores más exigentes y conocedores.

Respecto a la carrocería, el nuevo modelo ofrece más espacio interior de lo habitual. Tiene más anchura para los pasajeros que los Mondeo y Laguna. Longitudinalmente, el espacio para las piernas atrás es mayor que el del Laguna, pero inferior al del Mondeo. La altura libre en las plazas delanteras y posteriores está al mismo nivel que los dos modelos citados. En maletero declara la misma capacidad que el Laguna y algo menos que el Mondeo, pero, según nuestras medicione,s está entre medias de ambos. La rueda de repuesto es de tamaño normal y el asiento posterior se abate desde el propio maletero. Si bien queda un escalón en la superficie de carga, dicho inconveniente desaparece en la variante de cinco puertas. En esta última carrocería se ha previsto un sistema diferente para abatir el asiento, denominado "karakuri"; es muy práctico y sólo con accionar una palanca se tumba el respaldo y se baja la banqueta, quedando una superficie plana.

Los interiores son tradicionales y están bien rematados. En el cuadro de instrumentos mandan dos grandes relojes. La consola central va recubierta en símil titanio, y está coronada por una gran pantalla para el sistema de navegación. Los pedales son retráctiles para no dañar los pies del conductor en caso de accidente. Por lo demás, la carrocería es más atractiva al natural que en las fotografías. Bien plantada sobre sus llantas de aleación con neumáticos de perfil bajo, tiene un estilo muy dinámico y un frontal con más personalidad que los anteriores, demasiado discretos. El Mazda6 quiere hacer notar su presencia y seguro que lo va a conseguir, sobre todo entre los conductores más exigentes y conocedores.

Respecto a la carrocería, el nuevo modelo ofrece más espacio interior de lo habitual. Tiene más anchura para los pasajeros que los Mondeo y Laguna. Longitudinalmente, el espacio para las piernas atrás es mayor que el del Laguna, pero inferior al del Mondeo. La altura libre en las plazas delanteras y posteriores está al mismo nivel que los dos modelos citados. En maletero declara la misma capacidad que el Laguna y algo menos que el Mondeo, pero, según nuestras medicione,s está entre medias de ambos. La rueda de repuesto es de tamaño normal y el asiento posterior se abate desde el propio maletero. Si bien queda un escalón en la superficie de carga, dicho inconveniente desaparece en la variante de cinco puertas. En esta última carrocería se ha previsto un sistema diferente para abatir el asiento, denominado "karakuri"; es muy práctico y sólo con accionar una palanca se tumba el respaldo y se baja la banqueta, quedando una superficie plana.

Los interiores son tradicionales y están bien rematados. En el cuadro de instrumentos mandan dos grandes relojes. La consola central va recubierta en símil titanio, y está coronada por una gran pantalla para el sistema de navegación. Los pedales son retráctiles para no dañar los pies del conductor en caso de accidente. Por lo demás, la carrocería es más atractiva al natural que en las fotografías. Bien plantada sobre sus llantas de aleación con neumáticos de perfil bajo, tiene un estilo muy dinámico y un frontal con más personalidad que los anteriores, demasiado discretos. El Mazda6 quiere hacer notar su presencia y seguro que lo va a conseguir, sobre todo entre los conductores más exigentes y conocedores.

Respecto a la carrocería, el nuevo modelo ofrece más espacio interior de lo habitual. Tiene más anchura para los pasajeros que los Mondeo y Laguna. Longitudinalmente, el espacio para las piernas atrás es mayor que el del Laguna, pero inferior al del Mondeo. La altura libre en las plazas delanteras y posteriores está al mismo nivel que los dos modelos citados. En maletero declara la misma capacidad que el Laguna y algo menos que el Mondeo, pero, según nuestras medicione,s está entre medias de ambos. La rueda de repuesto es de tamaño normal y el asiento posterior se abate desde el propio maletero. Si bien queda un escalón en la superficie de carga, dicho inconveniente desaparece en la variante de cinco puertas. En esta última carrocería se ha previsto un sistema diferente para abatir el asiento, denominado "karakuri"; es muy práctico y sólo con accionar una palanca se tumba el respaldo y se baja la banqueta, quedando una superficie plana.

Los interiores son tradicionales y están bien rematados. En el cuadro de instrumentos mandan dos grandes relojes. La consola central va recubierta en símil titanio, y está coronada por una gran pantalla para el sistema de navegación. Los pedales son retráctiles para no dañar los pies del conductor en caso de accidente. Por lo demás, la carrocería es más atractiva al natural que en las fotografías. Bien plantada sobre sus llantas de aleación con neumáticos de perfil bajo, tiene un estilo muy dinámico y un frontal con más personalidad que los anteriores, demasiado discretos. El Mazda6 quiere hacer notar su presencia y seguro que lo va a conseguir, sobre todo entre los conductores más exigentes y conocedores.