Mazda renueva el Premacy

El Premacy se prepara para combatir en el segmento de los monovolúmenes compactos, el más solicitado de estos vehículos. Nuevos acabados, nuevas motorizaciones y nuevos retoques estéticos para un modelo que quiere ser más Mazda que nunca.

El Premacy quiere acentuar su carácter Mazda y, ahora, este monovolumen aumenta sus características dinámicas por fuera y por dentro. Su nuevo paragolpes más grande y su spoiler inferior con faros integrados marcan este aspecto, pero, además, ha reforzado su carrocería y ha dotado de mayor rigidez a las suspensiones.

La gama de motores también ha sufrido modificaciones y se presenta un nuevo motor de 2 litros de gasolina capaz de desarrollar, según la marca, 130 caballos de potencia. También se incorpora un 1.8 de 100 CV, como motor de acceso a la gama, y se mantiene el motor 2.0 DVTD de 100 CV.

Todas las versiones con motor gasolina equipan de serie un sistema de control de tracción controlado electrónicamente. El equipamiento de seguridad de todos los modelos se ha completado con la introducción, de serie, de airbag frontales y laterales para todos los acabados. El Premacy también estrena un nuevo acabado, el Active, que se suma a las versiones Exclusive y Touring. En este nuevo nivel, se han acentuado los elementos deportivos: incluye volante de cuero, relojes blancos e incursiones de color plata.

También se suma el aire acondicionado automático, de serie sólo en esta versión, y control de tracción.Aunque Mazda, como hemos dicho, ha acentuado los rasgos más deportivos de este monovolumen, no olvida que este es un vehículo familiar por excelencia. Así, ha querido incorporar nuevos guiños para todos los pasajeros como anclajes ISOFIX para las sillas de los niños (ahora de serie en toda la gama), soportes para botellas, mesillas plegables en los respaldos de los asientos, ganchos para bolsas, etcétera.

Los mejores vídeos