Mazda, Honda y Mitsubishi tendrán que reparar cerca de 300.000 vehículos en Japón

A partir de mañana, Honda, Mazda y Mitsubishi tendrán que reparar de forma totalmente gratuita cerca de 300.000 automóviles vendidos en Japón, entre ellos, los Civic fabricados entre 1995 y 1997.

El Ministerio de Transportes japonés no quiere que se repita la historia vivida en agosto de 2000, cuando Mitsubishi reconoció públicamente que durante más de treinta años había ocultado los problemas de sus vehículos sin que sus técnicos se percataran.

Así, tras descubrirse varias anomalías, Honda, Mitsubishi y Mazda deberán retirar 268.400 automóviles para repararlos sin cargo para sus dueños.

Honda, según fuentes ministeriales, deberá revisar los modelos Integra y Civic fabricados entre 1995 y 1997, cuyas unidades ascienden a 228.700. Al igual que con Mitsubishi, Transportes entiende que esta marca debe realizar una "campaña de mejoras" y modificar algunos de sus elementos, que, en ningún caso, afectan a la estructura, al equipamiento o al rendimiento de sus vehículos.

Por su parte, Mitsubishi debe reparar 22.700 automóviles de los modelos Mirage y Lancer.

La tercera marca japonesa afectada es Mazda, que deberá sacar del mercado cerca de 17.000 furgonetas, ya que, según Transportes, presentan problemas en las fijaciones de las ruedas de repuesto, que pueden aflojarse y caer.

Este ministerio también ha pedido que sean reparados 232 Maserati 3200-GT importados de Italia por la empresa Cornes que presentan problemas en los frenos.