Mazda cubre en pocas horas el número establecido de jubilaciones anticipadas

Esta medida se estableció para que los empleados en puestos administrativos y de ventas con más de treinta años de antigüedad consideraran el anticipo de su jubilación.

La empresa nipona ha sobrepasado en pocas horas el máximo establecido de 1.800 jubilaciones anticipadas, por lo que no admitirá más solicitudes.
Esta disposición responde a la reorganización anunciada en noviembre. Mazda ofreció tres años de salario, además de los pagos usuales de pensión, a aquellos que aceptaran la jubilación anticipada y tuvieran entre 50 y 55 años de edad.
Además, el fabricante japonés ha empezado a reforzar sus operaciones de fabricación y distribución en el extranjero, ya que prevé fuertes pérdidas en este año fiscal, debidas a los efectos del encarecimiento del yen, que recorta beneficios de sus exportaciones.
Con el fin de compensar estas pérdidas por la apreciación de la divisa nipona frente al euro, Mazda planea trasladar a Europa la producción de dos vehículos que fabrica para Ford, propietario del 33,4 por ciento de su capital. Asimismo, utilizará motores de Peugeot desde el año 2002.
Por otra parte, el fabricante japonés empezará a producir en China a mediados de este año el Premacy, con lo que se convertirá en el primer fabricante japonés que factura ese tipo de vehículos en la República Popular.