Mazda comienza la conquista europea por Valencia

La planta de Almussafes tiene trabajo para los próximos años, a pesar de que la producción de un tipo de motor se vaya a interrumpir en las próximas semanas.

Los trabajadores de Almussafes piden la mediación de la Generalitat Valenciana
Los trabajadores de Almussafes piden la mediación de la Generalitat Valenciana

La firma nipona anunció ayer que iba a fabricar su automóvil más pequeño, el clase B, en la planta valenciana de Almussafes.

Las reacciones al respecto no se han hecho esperar. Mientras que el representante de UGT en la planta declaraba a Autopista Online que estos nuevos proyectos no afectarán al convenio colectivo, el consejero de Economía, Hacienda y Empleo, Vicente Rambla, apostó porque esta adjudicación, y la del nuevo Ford Fiesta, también anunciada ayer, "favorezcan el clima de negociación del convenio colectivo de Ford", que se sigue pactando.
Rambla ha comentado que la Generalitat Valenciana está en contacto con los representes de Ford con el fin de evaluar las posibles inversiones que necesitará la planta y que la institución apoyará.
La adjudicación por parte de Mazda del proyecto es parte de la estrategia europea de la firma oriental para consolidar su presencia en este continente. Según su consejero delegado, Manuel de la Guardia, esta operación mejorará el conocimiento en la marca en el país y está destinado al aumento de la cuota de mercado.
El año pasado dicha cuota se situaba en 0,26 por ciento en España y las previsiones de incremento se colocan en un dos por ciento para 2003, momento en que comenzará la producción del clase B en la planta española de Almussafes.
Las cifras no pueden ser más halagüeñas, en enero se produjo un incremento de las ventas respecto al mismo mes de 2000 de un 45 por ciento y en febrero alcanzó un incremento del 145 por ciento, con 280 y 450 vehículos vendidos, respectivamente.
El aumento de cifras estará respaldado por un mayor número de concesionarios, en la actualidad hay 47 en España, a finales de año se llegará a los 60 y en 2003 la cifra alcanzará los 69. Según De la Guardia, la planta de Almussafes es candidata también a la adjudicación de un modelo mayor que se encuadra dentro del segmento C, aunque la decisión no se tomará hasta dentro de un mes.

Los mejores vídeos