Matriculaciones con menos trámites

Ahora, si te quieres acoger a las ventajas del Plan Prever y das de baja tu coche, antes de matricular el nuevo, te quedarás algunos días sin ningún vehículo. No es el único inconveniente del actual sistema de matriculación: papeleos, falsificaciones, burocracia... El sector propone nuevas reglas de juego.

La UE, contra el impuesto de matriculación
La UE, contra el impuesto de matriculación

Fabricantes, concesionarios, clubes, talleres... Las asociaciones más importantes de la automoción española han pedido un cambio en el actual sistema de matriculación. En la actualidad, para acogerse al plan Prever, hay que presentar un certificado de baja del vehículo antiguo antes de matricular el nuevo. Así, al comprar un coche, muchos conductores pasaban días sin ninguno: el recién comprado todavía no se había matriculado y el viejo ya estaba dado de baja. También hay problemas en los denominados CATs –los centros autorizados de tratamiento-. Muchas veces recibían un vehículo y lo trataban, pero el titular finalmente no lo daba de baja. Incluso algunos realizaban transferencias de esos automóviles, a pesar de que, sobre los mismos, ya se había emitido un certificado de destrucción. Estas asociaciones han solicitado que se pueda matricular un vehículo nuevo obteniendo la bonificación del plan Prever, siempre que el certicado de destrucción que acredita la baja del vehículo usado se presente dentro de los seis meses posteriores.Con esta propuesta, el único problema se plantearía si, a los seis meses de haber matriculado el nuevo vehículo, el comprador no presentase la baja del antiguo. Sin embargo, se requeriría al comprador el importe que se ha deducido y, para ello, según estas asociaciones, “existen vías".