Mas pide explicaciones por informe policial y Rajoy rechaza sus acusaciones

El presiente catalán y candidato de CiU, Artur Mas, ha pedido explicaciones al Gobierno de por qué no ha aportado ninguna información sobre el supuesto informe policial que le vincula con un caso de corrupción, mientras que Mariano Rajoy ve 'una falsedad' que Mas diga que el Estado intenta destruirlo.

La undécima jornada electoral en Cataluña ha vuelto a estar marcada por las informaciones que vinculan a dirigentes de CDC con casos corrupción, después de que El Mundo haya publicado hoy que el conseller de Interior, Felip Puig, recibió 250.000 euros del Palau de la Música cuando era titular del departamento de Obras Públicas entre 1995 y 1997, y que mandos de los Mossos 'destruyeron pruebas y ocultaron otras al juez'.

A primera hora de la mañana, Mas y el expresidente catalán Jordi Pujol han presentado sendas querellas en el juzgado de guardia de Barcelona contra el diario El Mundo por un delito de 'injurias' y 'calumnias' por informaciones anteriores que, a su juicio, son 'falsas' y que les vinculan a cuentas en el extranjero.

Las querellas defienden que lo publicado 'no sólo es mentira sino que pretende lesionar gravemente el honor del presidente Artur Mas y del expresidente Jordi Pujol con la intención clara de perjudicar todo aquello que representan, en un contexto electoral'.

Por su parte, el conseller Felip Puig ha anunciado que tanto él, a título personal, como el Gobierno de la Generalitat presentarán otras dos querellas contra El Mundo también por 'injurias y calumnias'.

Fuentes de El Mundo, preguntadas por EFE al respecto, se han limitado a señalar que 'están en su derecho de ejercer sus derechos como crean oportuno'.

Asimismo, el juez que instruye el caso del Palau de la Música de Barcelona ha citado al responsable de la Unidad Central de Delincuencia Económica y Fiscal (UDEF) de la Policía Nacional en relación con el 'borrador' del informe que acusa a Mas y Pujol de cobrar comisiones de empresas.

El Tribunal Superior de Justicia de Cataluña ha difundido un comunicado del titular del juzgado de instrucción número 30 de Barcelona, Josep Maria Pijuan, que anuncia que ha sido convocado a una reunión al comisario jefe de la UDEF de la Policía Nacional.

En este contexto, el ministro de Hacienda y Administraciones Públicas, Cristóbal Montoro, ha afirmado que la obligación de la Agencia Tributaria es investigar cuándo hay indicios de tenencia de cuentas no declaradas a la hacienda pública.

Por su parte, el ministro del Interior, Jorge Fernández Díaz, que cree que apostar por la independencia es 'jugar a la ruleta rusa', ha rechazado que se hagan las filtraciones porque 'hacen daño a las instituciones' y ha afirmado que cuando éstas han perjudicado al PP, 'por ejemplo en el caso Gürtel, no acusamos a España de haberlo hecho -ha dicho-'.

En todo caso, el presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, ha asegurado que es 'una falsedad' que el Estado esté intentando destruir al presidente catalán, como dijo ayer Mas, y ha avisado de que 'si alguien tiene un problema no debe intentar trasladárselo a otro'.

Por su lado, el candidato de CiU a la reelección ha pedido explicaciones al Gobierno de por qué aún no ha aportado ninguna información sobre el supuesto informe policial que le vincula con un caso de corrupción, una situación que le recuerda 'a otros tiempos y otras épocas'.

El candidato del PSC a la Generalitat, Pere Navarro, ha pedido al presidente catalán una declaración 'formal y solemne' que despeje cualquier 'sospecha' y toda 'sombra de duda'.

La candidata del PPC, Alícia Sánchez-Camacho, ha pedido la comparecencia en el Parlament del conseller Felip Puig por las informaciones que le relacionan con el caso Palau, y ha añadido que, 'si no da explicaciones contundentes', el PPC pedirá su dimisión.

El líder de Ciutadans, Albert Rivera, ha exigido explicaciones al conseller de Interior y ha recordado que tramas de presunta corrupción como ésta son 'el verdadero expolio en Cataluña'.