Más paz en la automoción española

En los diez primeros meses de 2007 el número de jornadas no trabajadas por huelgas en el sector de la automoción descendió el 11 por ciento respecto al mismo período de 2006, lo que supuso una reducción de 4.100 días menos de paros en la rama de fabricación de automóviles y remolques.

Según los datos facilitados por el Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales, de enero a octubre de 2007 se produjeron 32.400 jornadas no trabajadas por motivos de huelgas frente a los 36.500 días que paró el sector en el mismo período del ejercicio anterior.Contabilizando todos los sectores, en total en España se produjeron en los diez primeros meses del año pasado 518 huelgas, 156 menos que de enero a octubre de 2006, y fue el sector de la construcción el que más días de paro registró con 318.000 jornadas no trabajadas, seguido del sector servicios con 286.000 y del sector de la industria con 210.000 días no trabajados.

La rama de la automoción representó el 15,4 por ciento del total de los días que no se trabajaron en la Industria lo que ha sido calificado para la Federación del Metal, Construcción y Afines de UGT-MCA como "un buen año que demuestra que no hay crisis". El secretario Federal de la rama de automoción de UGT-MCA, Rogelio Luis Mena, ha afirmado que el 2007 fue un año de "paz social" gracias al "alto nivel de entendimiento entre el sector y las centrales sindicales y gracias a la "capacidad de diálogo que han mostrado ambas partes para facilitar la resolución de conflictos sin necesidad de llegar a las huelgas". El dirigente sindical apuntó que la huelga es "siempre la última opción" en cualquier proceso de conflictividad y que "somos partidarios de garantizar los derechos y mejoras laborales" sin acudir a paros generalizados. En este sentido, Rogelio Mena hizo un llamamiento a la responsabilidad de empresarios y trabajadores para que este año 2008 siga en la misma línea "y atiendan a las reivindicaciones salariales" aunque dijo que "no es menos cierto que el mayor número de convenios a negociar va en consonancia con las huelgas". En 2007 prácticamente no hubo renegociaciones de convenios en el sector de las empresas fabricantes de vehículos y es, este año 2008 cuando se incrementan las negociaciones, aunque según el líder de UGT sólo el caso de General Motors en la planta de Figueruelas "podría dar algún problema". Mena confió, incluso, en que en el caso del Expediente de Regulación de Empleo presentado para la planta de Nissan en Barcelona "pueda resolverse con soluciones no traumáticas para los trabajadores" y con la "retirada del ERE". Y es que según los datos del Boletín de Estadística del Ministerio de Trabajo y Asuntos Sociales también se redujo en los diez primeros meses la participación de los trabajadores de la rama de fabricación de automóviles en las huelgas convocadas. De hecho, de enero a octubre de 2007 hubo la mitad de trabajadores que decidieron no ir a trabajar que en el mismo período de 2006 y se pasó de 61.400 empleados que participaron en paros a 31.300 trabajadores que secundaron huelgas el año pasado. El secretario federal de UGT, Rogelio Mena, apuntó que el caso más grave de huelga en el sector el pasado año fue el ocurrido en la planta de Mercedes en Barcelona por cierre y traslado. Sin embargo, reveló que, así como en el sector de las empresas fabricantes ha sido un "buen año" otra cosa es la industria de componentes del automóvil, donde "ha habido mayor conflictividad" con el cierre de la planta de Delphi en Puerto Real (San Fernando, Cádiz) y el traslado de la fábrica de Robert Bosch de Alcalá a Aranjuez.