Marruecos prevé atraer a más de 100 empresas españolas del motor hasta 2015

Marruecos prevé atraer a un centenar de empresas españolas del sector del automóvil hasta 2015 y estima que podrían generar entre 25.000 y 30.000 nuevos puestos de trabajo, una vez esté operativa la nueva planta de Renault en Tánger.

El jefe del departamento de industria y marketing estratégico de la Agencia Marroquí de Desarrollo de Inversiones (AMDI), Mehdi El Kahtib, señaló en un entrevista a EFE que el sector de la automoción español tendrá un papel muy relevante en Marruecos en los próximos años, sobre todo, como proveedor de componentes.

Explicó que la planta del fabricante francés Renault en Tánger promoverá más de 30.000 empleos indirectos y aseguró que el Gobierno de Marruecos tiene como objetivo crear hasta 70.000 nuevos puestos de trabajo en el sector del motor.

Tras recordar que el fabricante japonés Nissan, que forma parte de la Alianza Renault-Nissan, se instalará finalmente en Marruecos, aseguró que el objetivo de su Ejecutivo es atraer a un segundo constructor.

'Hay mucho interés de otros constructores internacionales y muchos contactos, aunque nada firmado', dijo, tras añadir que el arranque de la fábrica de Renault en Tánger el próximo enero podría acelerar la entrada de otros fabricantes.

En este sentido, el director de promoción de inversión de la AMDI, Ahmed Fassi Fihri, resaltó que cuando un gran fabricante se instala en Marruecos crece el interés de sus competidores por conocer las condiciones que ofrece ese país.

Por su parte, Khatib aseguró que Marruecos ofrece ventajas competitivas respecto a Europa, como el bajo costo en la producción de vehículos o en la logística.

'Desde el norte de Marruecos una empresa tiene acceso en tan sólo dos o tres días a los cinco millones de coches que se producen entre Portugal, España y Francia', aseveró, tras recalcar que los proveedores pueden trabajar con su mercado natural y fabricar más barato.

El plan de impulso a la automoción se enmarca dentro del Pacto Nacional para el Desarrollo Industrial que ha puesto en marcha el Gobierno marroquí y que pretende crear 220.000 nuevos empleos en los próximos diez años.

El impacto estimado del potencial de la industria del automóvil en Marruecos se cifra en 1,1 millones de euros de PIB adicional en 2015.

Y es que para esa fecha Renault tiene previsto que la producción de vehículos ascienda a más de medio millón de unidades, frente a las 65.000 actuales, concentradas en la histórica planta de Renault de Casablanca.

Según Khatib, con la nueva fábrica de Tánger, el fabricante galo aumentará su producción en 280.000 vehículos más en 2012 y en otros 400.000 hasta el 2015.

Asimismo, destacó la 'fuerte' inversión realizada en torno a este proyecto, con la creación de dos parques industriales integrados (uno en Tánger y otro en Kènitra) para que se puedan instalar las empresas extranjeras y que están conectados entre ellos con autovías de primer nivel y redes ferroviarias.

Animó a las pymes españolas de la automoción a instalarse en Marruecos, al tiempo que señaló ventajas fiscales como un estatuto de zona libre que exime de impuestos los primeros cinco años y que posteriormente fija una tasa del 8,75 % durante los 20 años siguientes.

También dijo que el plan incluye ayudas a la instalación y montaje de fábricas de hasta un 10 % de la inversión total y subvenciones a la formación inicial y continúa de los trabajadores que van desde los 1.500 euros hasta los 3.000.

Para Khatib la crisis económica internacional que también ha golpeado a este sector ha impulsado la fabricación de vehículos de bajo coste y señaló la línea Dacia de Renault como pionera y a la que se sumará PSA Peugeot Citroen con un nuevo modelo fabricado en su planta de Vigo.

Recordó que antes de la crisis, entre España, Francia y Portugal se producían 7 millones de vehículos, frente a los 4,7 millones actuales.