Maria de Villota no está sedada y ya habla

La piloto española de pruebas María de Villota, herida de gravedad, ya no está sedada y puede hablar con su familia y sus médicos, según ha informado este miércoles su escudería de Fórmula 1, Marussia.

La piloto de 32 años lleva ocho días en el hospital desde que sufrió lesiones en la cabeza y la cara que pusieron en peligro su vida, en un extraño accidente durante una prueba de aerodinámica en línea recta en el aeródromo de Duxford, en el este de Inglaterra.
Marussia afirma que su recuperación en este tiempo ha sido extraordinaria. El equipo con sede en Reino Unido ha informado que De Villota lleva despierta desde el domingo por la mañana.
'Desde entonces, María ha estado dando pasos pequeños pero significativos", indicó el comunicado. "Su familia sigue a su lado y ya habla con ellos y con el equipo médico'
De Villota, hija del también piloto de F1 Emilio de Villota, pilotaba para Marussia por primera vez y regresaba despacio a donde los mecánicos cuando, según los testigos, aceleró de pronto hasta chocar con la parte de atrás de un camión del equipo a la altura del casco.