Margallo dice que un referéndum como el escocés 'no es posible en el ordenamiento constitucional español'

Cree que sembrar dudas 'sobre el futuro de la nación' es 'lo peor' para recuperar la confianza en la economía española

El ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, José Manuel García-Margallo, ha asegurado este martes que un referéndum sobre la independencia como el planteado en Escocia para 2014 'no es posible en el ordenamiento constitucional español'.

Además, ha afirmado que el soberanismo 'no hace ningún bien' porque, en estos momentos, en los que hay que 'recuperar la confianza en España y la economía española', sembrar dudas sobre 'el futuro de la nación, es lo peor que se puede hacer'.

Tras una reunión celebrada en San Sebastián con el delegado del Gobierno central en Euskadi, Carlos Urquijo, y los subdelegados de Álava, Vizcaya y Guipúzcoa García-Margallo, preguntado por los medios sobre esta cuestión, ha afirmado que 'todo país tiene un ordenamiento constitucional diferente y una historia diferente'. 'Y en Escocia, la creación del Reino Unido, la Gran Bretaña, nace como consecuencia de la unión de dos reinos, el de Escocia y el de Inglaterra', ha recordado.

El ministro ha señalado que 'el ordenamiento constitucional británico prevé un referéndum de este tipo, cosa que no ocurre en ningún otro país de la Unión Europea'.

'El problema, como siempre, es quién decide. En Estados Unidos, que es un Estado federal, dice que el pueblo, el pueblo de los Estados Unidos, en España el artículo 1.3 de la Constitución dice que la soberanía radica en el pueblo español, en su conjunto, es decir, que las cuestiones que afectan a todos, las decidimos entre todos', ha explicado.

Por ello, ha destacado que un 'referéndum de este tipo no es posible en el ordenamiento constitucional español', ya que el artículo 2 de la Constitución española 'habla de la unidad de la nación española'.

García-Margallo ha insistido que un referéndum sobre la independencia como el planteado en Escocia 'en España sería contrario, no solo al derecho español, sino también al europeo en virtud del tratado de la Unión Europea'. 'Cada país es diferente, tiene sus instituciones, mejores o peores, pero cada uno tiene su propia historia', ha reiterado.

Finalmente, ha añadido que 'las naciones son como los individuos, o como las familias, cada uno tiene sus propias peripecias personales y reglas del juego, y lo importante es respetarlas' porque 'es lo que se llama un Estado de Derecho'.

RECUPERAR CONFIANZA

Además, ha destacado que, en estos momentos, la 'prioridad' del Gobierno central es 'recuperar la confianza' en España y en la economía española 'para atraer ahorros con los que resolver el problema de financiación, atraer inversiones que creen empleo, favorecer las exportaciones y la internacionalización de la empresa española'.

En este contexto, ha considerado que 'sembrar dudas sobre cuál es el futuro de una nación es lo peor, la peor idea que se puede hacer' en estos momentos. 'Si un matrimonio va a un banco a pedir un préstamo y dice que igual en dos días se divorcian, pues les van a decir que vuelvan mañana y cuando se hayan aclarado, expliquen la situación'. 'Creo que eso no nos hace ningún bien', ha insistido.

Como ejemplo, ha recordado que la agencia de rating Standard & Poor's rebajó la calificación de la deuda soberana española, 'inmediatamente después' de las últimas declaraciones soberanistas en Cataluña.

'Tengo un informe sobre la mesa de un banco francés de importancia que dice que esta discusión ha empeorado nuestra situación en mercados internacionales y ha determinado que nuestros tipos de interés sean más altos de lo que lo serían si ofreciésemos certidumbre, confianza, seguridad', ha confesado.

José Manuel García-Margallo ha destacado que 'lo que hay que ofrecer en un mundo tan cambiante como éste, en el que todo es volátil, y en que todos los países del mundo se están peleando por unos capitales escasos, es confianza, seguridad, fiabilidad y certeza de a dónde va uno'.

PAIS VASCO

Por otra parte, en cuanto a los temas tratados en el encuentro que ha mantenido en la reunión con Urquijo y los subdelegados del Gobierno central en Álava, Vizcaya y Guipúzcoa el ministro ha indicado que se 'ha pasado revista a la situación de las empresas del País Vasco' y se ha tratado sobre las expediciones que su ministerio va a llevar a cabo próximamente con empresarios españoles, para que 'los empresarios vascos que quieran incorporarse a esas expediciones lo hagan'.

García-Margallo ha indicado que Euskadi se caracteriza por ser una economía 'profundamente exportadora', con varios sectores 'de enorme interés', como la máquina-herramienta o el automóvil.

Según ha indicado, la labor del Ministerio es, por un lado, ayudar a las grandes empresas a ganar los concursos internacionales y a 'resolver los conflictos que puedan tener con otras administraciones' y en el caso de las pequeñas y medianas también brindarles apoyo para conocer la realidad de los diferentes países en los que pretenden implantarse.

Tras recordar que ya han llevado a cabo misiones en Brasil, Chile, Arabia Saudí, ha indicado que próximamente viajarán a la India con un grupo de empresarios, a Argelia donde hay mercado para las empresas constructoras y de energías renovables, Turquía, Italia y Vietnam.

El ministro ha indicado que su objetivo es conocer las necesidades de las empresas 'para atenderlas lo mejor posible'. Por otra parte ha señalado que en el encuentro de este martes también se ha abordado la cuestión de las ayudas en materia de 'vacaciones fiscales' y cuál va a ser el Presupuesto de la Unión Europea para los próximos siete años para saber 'cuales son los intereses del País Vasco, que tienen que ser tenidos en cuenta a la hora de hacer esos números'.

Los mejores vídeos