Magna aumenta sus beneficios y Stronach abandona la empresa por la política

El fundador del fabricante de componentes del automóvil Frank Stronach dimitió hoy de su puesto en el consejo de administración de la empresa, que también este jueves anunció un aumento de sus beneficios del 53,2 % en los nueve primeros meses del año.

Stronach justificó su decisión de abandonar la presidencia honoraria del Consejo de Administración de Magna por su voluntad de participar de forma activa en la política austríaca.

Stronach, de 80 años de edad y que nació en la localidad austríaca de Kleinsemmering, emigró a Canadá en 1954 donde fundó Magna.

Magna dijo que de enero a finales de septiembre ganó 1.082 millones de dólares estadounidenses (848,928 millones de euros), un 53,2 % más que durante el mismo periodo de 2011, tras aumentar sus beneficios en el tercer trimestre de 102 a 390 millones de dólares (de 80 a 306 millones de euros), un incremento del 282 %.

El ebit (beneficios antes de intereses e impuestos) ascendió a 1.271 millones de dólares (997,7 millones de euros) en los tres primeros trimestres del año, un aumento del 21,5 %, y de 286 a 352 millones de dólares (de 224 a 276 millones de euros) en el tercer trimestre (23 %).

Los ingresos pasaron de 21.497 millones de dólares (16.860 millones de euros) en los nueve primeros meses de 2011 a 22.084 (17.320) millones en el mismo periodo de 2012, una subida del 6 %.

En el tercer trimestre los ingresos subieron a 7.411 millones de dólares (5,813 millones de euros), lo que representa una mejora del 6,3 % con respecto al mismo periodo de 2011.

Magna dijo que calcula que en el conjunto de 2012 sus ingresos procedentes de Norteamérica ascenderán a entre 15.100 y 15.400 millones de dólares (11.844 y 12.081 millones de euros), mientras que los de Europa serán entre 8.600 y 8.800 millones de dólares (6.746 y 6.904 millones de euros).

Al anunciar la dimisión del fundador de la empresa, Frank Stronach, el presidente del Consejo de Administración de Magna, Bill Young, agradeció al empresario 'su enorme contribución al éxito de Magna durante las pasadas seis décadas'.

Por su parte, Stronach señaló: 'Hace dos años que el control de Magna cambio de manos y, en ese tiempo, me he involucrado en numerosas actividades fuera del sector del automóvil. Una de esas actividades es la política en Austria y no quiero que mis puntos de vista políticos se mezclen con mi papel en Magna'.

En 2011, Stronach anunció su decisión de crear un partido político en Austria, la Alianza Ciudadana.

No es la primera vez que Stronach ha mostrado interés por el mundo de la política.

En 1988 se presentó como candidato del Partido Liberal de Canadá en las elecciones federales de ese año pero no consiguió ser elegido.

Su hija Belinda fue elegida en 2004 diputada por el Partido Conservador de Canadá aunque posteriormente se unió al entonces gobernante Partido Liberal.

Stronach también ha incluido a lo largo de los años a influyentes expolíticos canadienses en los consejos de administración de sus empresas.