Madrid se pone en obras en agosto

Las empresas elegidas para gestionar los parquímetros en Madrid no podrán tomarse vacaciones en agosto. El Ayuntamiento ha decidido que la zona azul esté en marcha un mes antes de lo acordado, para que no coincida con las Navidades. Los operarios deberán trabajar contrarreloj.

Tienen menos de cuatro meses para instalar 1.100 parquímetros por las calles de Madrid: deben pintar las zonas de azul, distribuir las plazas para los residentes (éstas irán en verde), horadar las aceras, señalizar las calles afectadas... El trabajo se acumula para las empresas adjudicatarias, pero no el tiempo: el pasado 20 de junio (día en que los sindicatos habían decretado una huelga general) el Ayuntamiento de Madrid decidió recortar en un mes la duración de las obras.

En vez del 20 de noviembre, los parquímetros deberán estar listos a finales de octubre. Con esta medida, el Consistorio madrileño quiere evitar que los trabajos coincidan con la operación de tráfico que todos los años despliegan por Navidad.

Las tres empresas adjudicatarias deberán hacer un esfuerzo, pero, si no consiguen tener los parquímetros listos en esa fecha, no pasará nada, ya que los cinco meses fijados eran inalterables.

Así, este agosto las calles de Madrid estarán más transitadas que en otros años: el Ayuntamiento aprovechará las vacaciones de muchos ciudadanos y la ausencia de lluvias para asfaltar y renovar las aceras de algunas calles y los operarios comenzarán las obras para instalar los parquímetros. Eso sí, habrá que esperar hasta finales de octubre para ver el primer parquímetro en las calles madrileñas, ya que el Ayuntamiento ha decidido no llevarse "ninguna sorpresa" y colocar estos artilugios en último lugar.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.