Madrid se blinda definitivamente al tráfico

Restricciones, obras, eventos deportivos… Los madrileños pueden ir dejando el coche en casa. El miércoles comienza el corte al tráfico en Huertas, lo que coincidirá con las obras que el Ayuntamiento lleva a cabo en la Gran Vía, que cuenta ahora con un carril menos por sentido. La Casa de Campo también se cierra este fin de semana por la disputa del Mundial de Triatlón. Ya sólo faltan las obras de la M-30.

La Gran Vía madrileña, sin coches
La Gran Vía madrileña, sin coches

El Ayuntamiento de Madrid se prepara en este inicio de curso para afrontar una nueva y arriesgada estrategia en materia de movilidad. Un día después del anuncio del cierre al tráfico del popular barrio de Las Letras, donde habitan más de 7.500 vecinos, el alcalde de la capital, Alberto Ruiz Gallardón, vuelve a sorprender con su propuesta de extender las restricciones a otros barrios del centro.El regidor no ha querido, por el momento, dar más pistas sobre el proyecto, aunque sí ha dejado claro que, detrás de estas medidas, hay mucha filosofía y un cambio de mentalidad: “El derecho preferente de utilización de la ciudad lo tienen los peatones", ha subrayado. La Oficina de Centro (encargada de la revitalización del Madrid histórico) ya está realizando un estudio para delimitar aquellas zonas donde se puedan poner en marcha iniciativas similares a la de Huertas.Sobre las restricciones en este barrio, que comenzarán el próximo 22 de septiembre, Gallardón es claro: “La medida se aplicará en uno de las áreas donde más lo habían solicitado los vecinos, por lo que la intención del Ayuntamiento es ir creando espacios de uso preferente para los residentes, donde las características lo permitan". A pesar de esta nueva política, el alcalde no quiere una ciudad “donde los coches estén prohibidos, sino donde el peatón tenga un derecho preferente".Otra de las principales arterias de Madrid, la Gran Vía, comienza ya a padecer los efectos de las obras de la línea 3 de Metro. Los trabajos de remodelación del suburbano han provocado el corte de sus calzadas centrales, entre la plaza de Callao y la calle de Silvela (así como de Jacometrezo), creando graves problemas de tráfico. La Gran Vía ha perdido hasta un carril por cada sentido, unos cortes que se mantendrán –como mínimo- hasta finales de año. Posteriormente, los trabajos se desplazarán a una zona cercana, todavía no especificada por los responsables de Metro, por lo que el centro neurálgico de la capital presentará enormes dificultades al tráfico hasta la próxima primavera.Durante este fin de semana, la Casa de Campo también cierra al tráfico por la celebración de la Copa del Mundo de Triatlón. Así, a partir de hoy mismo y hasta el domingo entre las 7:00 y las 20:00 horas, la Policía Municipal vigilará el cruce de acceso al teleférico desde el paseo de los Plátanos, por el que no podrán circular vehículos durante la prueba. Los coches tampoco podrán atravesar el paseo del Lago desde la glorieta de los Patines. El tramo entre el paseo de los Plátanos y el del Ruiseñor está habilitado exclusivamente para los entrenamientos. Los problemas para el tráfico madrileño se incrementarán antes de final de año con el inicio de las obras de remodelación de la M-30. La Confederación Hidrográfica del Tajo ha dado ya luz verde a la exposición pública de alegaciones vecinales sobre el tramo del río de la circunvalación, que se prolongará durante mes y medio a partir de su publicación en el Boletín Oficial de la Comunidad.Concluido este plazo, la Confederación estudiará las alegaciones para, posteriormente, proceder a la autorización definitiva. Y aquí no quedará el proyecto, porque precisamente ayer la Comunidad emitió la concesión de otros dos permisos en la zona del Puente de Toledo y las Terrazas del Manzanares.

Los mejores vídeos