Madrid saca a concurso sus parquímetros

La llegada de los parquímetros a Madrid es inminente y, con ellos, de todo un negocio. Siete empresas pugnan por hacerse con la gestión de 120.000 plazas durante diez años, un servicio por el que recibirán un canon anual de 11,9 millones de euros (1.979 millones de pesetas).

Madrid saca a concurso sus parquímetros
Madrid saca a concurso sus parquímetros

El concurso queda abierto: siete grandes empresas (la mayoría participadas por grandes constructoras o grupos dedicados a la gestión de aparcamiento) optan por gestionar el nuevo sistema de aparcamientos que sustituirá a la actual ORA. El Ayuntamiento ha adelantado que aportará la Policía Municipal y las grúas, por lo que estas empresas deberán centrar sus esfuerzos en demostrar que tienen los suficientes vigilantes y los parquímetros mejor diseñados.

Las ganadoras (pueden ser hasta tres) recibirán un canon anual de 11,9 millones de euros (casi 2.000 millones de pesetas) hasta 2013 y el Ayuntamiento, a cambio, se llevará la recaudación. De entrada, el Consistorio ya ha anunciado que su inversión será mucho más baja de la prevista - un 30 por ciento menos-, pero la oposición no cree que este negocio sea tan rentable para las arcas públicas.

Tanto PSOE como IU opinan que la gestión privada de los parquímetros es "un error", porque todo va a depender al final, según IU, de que "el Consistorio ponga los suficientes policías y grúas". Por este motivo, exigen que el nuevo sistema de estacionamiento sea dirigido por Emitra, empresa mixta que gestiona la grúa.

Cómo funcionarán los parquímetros
A partir de octubre, las calles se dividirán en zonas de estacionamiento para residentes (pintadas de verde y que serán el 75 por ciento del total) y zonas para los visitantes (pintadas de azul, el 25 por ciento restante). Los primeros también podrán aparcar en zona de visitantes durante un plazo máximo de dos horas y éstos, a su vez, podrán hacerlo en las zonas verdes, pero sólo una hora.

Aparcar durante una hora para un no residente costará 0,60 euros (100 pesetas) y el tiempo máximo de estacionamiento será de dos horas, lo que costará 1,50 euros (250 pesetas). La tarifa mínima será de 20 céntimos (33 pesetas) por 20 minutos de aparcamiento y, como principal novedad frente a la actual ORA, se podrá pagar por fracciones de cinco minutos.