Madrid planea sus futuras carreteras

Reunión clave para las atascadas carreteras de Madrid y una notable ausencia: Esperanza Aguirre, presidenta de la Comunidad. Ella asegura que no la invitaron, Fomento replica que la presidenta rehusó sus invitaciones y Alberto Ruiz-Gallardón, alcalde de la ciudad, no hace declaraciones al respecto.

En Madrid, los futuros proyectos de carretera tienen el freno de mano echados. Por un lado, algunas iniciativas están a la espera de que la capital sea elegida sede de las Olimpiadas de 2012. Por otro, los cambios políticos han supuesto un parón a obras ya programadas.

Para limar desacuerdos, la ministra de Fomento, Magdalena Álvarez, decidió reunirse con los máximos responsables de Madrid: su alcalde, –Albearto Ruiz-Gallardón,- y la presidenta de la comunidad, –Esperanza Aguirre,-. Sin embargo, ayer se celebróo el encuentro y en la foto no aparecían ni Aguirre, ni nadie de su equipo.

Desde la Comunidad se alega que no supieron nada de la reunión hasta después de celebrada. Sin embargo, la propia ministra de Fomento asegura que envío dos cartas a Esperanza Aguirre para invitarla y que ésta le contestó que no entendía el porqué de reunirse también con el alcalde de la ciudad (precisamente del mismo partido político que Aguirre, el PP). Fuera de esta reunión, el Gobierno de la Comunidad de Madrid ha comunicado que no tiene intención de ampliar la autovía M-45 en ocho kilómetros, hasta que se una con la M-501 (“la carretera de los pantanos"). Según alegan, no van a ir en contra de los vecinos de Carabanchel, que se oponene al proyecto. A pesar de la ausencia de Esperanza Aguirre, se lograron importantes acuerdos en la reunión. Por ejemplo, Fomento ha aceptado pagar la mitad de los nuevos accesos a los distritos de Vicálvaro, San Blas y Moratalaz. También hay entendimiento con la M-40. Se ampliará e incluso se duplicará algunos tramos. Además, se crearán carriles-buses en todas las carreteras de acceso a la ciudad. Sin embargo, no hubo acercamiento respecto a la M-50, el quinto cinturón de Madrid. Fomento no cree viable su cierre. Tampoco se ha dado luz verde a las nuevas radiales R-1 y R-6.

La R-4 es la única de las radiales que parece que se construirá terminará como planeó el Partido Popular en su día (cuando presidía el Gobierno y tenía a Arias Salgado como responsable de Fomento). En enero se iniciaron las obras finales de esta nueva autopista, que pretende unir Madrid con La Roda, cerca de Albacete, enlazando la R4 con la N-III, la Carretera de Valenciaa. Su recorridoEl recorrido de este tramo irá paralelo a la actual N-301, tendrá 14 enlaces con diferentes carreteras y contará con cuatro áreas de servicio y tres de descanso. Será de peaje (se calcula que costará unos 0,066 euros por kilómetro). Ya está en marcha una nueva autopista para evitar los atascos de Madrid a Levante. Ayer, tanto Magdalena Álvarez como Alberto Ruiz-Gallardón recordaron a Esperanza Aguirre que el aeropuerto de Madrid necesita mejorar sus accesos “con Olimpiadas o sin ellas".

Estudian crear seis nuevas carreteras de acceso, pero cuatro están retrasadas y se estudian que tres de ellas sean de peaje. Las aerolíneas afirman que aquellos conductores que utilicen estas últimas vías deberán pagar 1,20 euros a su salida y 1,20 euros más cuando lleguen a la terminal.

Y si has llegado a Barajas en coche tendrás un nuevo problema: ¿dónde dejarlo? El aparcamiento P2 suele quedar saturado y tienen que cerrarlo desde media mañana de los miércoles. El otro párking se encuentra a dos kilómetros de distancia de éste.