Madrid indicará a sus conductores la velocidad a la que circulan

El Ayuntamiento de Madrid instalará, a partir del mes de noviembre, dos señales luminosas que informarán a los vehículos de la velocidad a la que circulan, cuando ésta sea superior a la permitida.

El Consistorio madrileño ha decidido paliar, en la medida de lo posible, el riesgo que supone circular a una velocidad más elevada de la permitida en el casco urbano. Para ello, ha adoptado una original fórmula, pionera en España: los automovilistas serán advertidos, mediante unas señales, de la velocidad a la que deben marchar en un determinado tramo y de la que realmente lleva el vehículo.

Dos radares, incorporados al cartel (de 1,50 x 1,20 metros), miden la velocidad de los coches en tiempo real cuando aún no han llegado hasta el poste y la muestran en un panel luminoso. "El objetivo es, sobre todo, disuasorio", afirman desde el Ayuntamiento: se pretende que los conductores sean conscientes del peligro que implica –para los peatones y para los propios automovilistas- circular a altas velocidades en la ciudad, donde los límites están entre los 50 y los 30 km/h.

La señal es sólo un prototipo, aunque las pruebas realizadas han sido satisfactorias. A partir de noviembre, se instalarán dos de los nuevos carteles informativos en las vías más conflictivas del casco urbano, aquellas en las que los vehículos alcanzan mayor velocidad. Carmen Bijuesca, del área de Movilidad del Ayuntamiento madrileño, ha asegurado a Autopista Online que "aún no se ha decidido en qué calles se colocarán", aunque una de las grandes ventajas de estos postes es que pueden cambiarse de sitio fácilmente, por lo que irán desplazándose por las diferentes avenidas de la ciudad.

De momento, el radar no se empleará para sancionar, pero existe la posibilidad de que la Policía Municipal vigile los lugares en los que se instalen las señales, para así detener y multar a los infractores.