Madrid cierra Huertas al tráfico privado

Por primera vez, una zona del centro de la capital se corta de forma permanente al tráfico. El elegido para la ocasión es el barrio de La Letras, uno de los más populares de Madrid. El Ayuntamiento comenzará a aplicar la medida el próximo miércoles 22 de septiembre, aprovechando la celebración del Día Europeo Sin Coches. Si la iniciativa funciona, la restricción se extenderá a otros barrios de la ciudad.

Contra el tráfico, cerrojazo
Contra el tráfico, cerrojazo

El anuncio del alcalde de Madrid, Alberto Ruiz Gallardón, pilló ayer por sorpresa a muchos madrileños, que ya debaten sobre las consecuencias que una nueva restricción al tráfico puede ocasionar a la ciudad. Esta vez, no se trata de un área de recreo ni de una zona de las afueras. Tampoco de una iniciativa temporal. El barrio elegido es ni más ni menos que el de Las Letras (más conocido como Huertas), situado en pleno corazón de Madrid y donde habitan más de 7.500 vecinos. La apuesta es arriesgada.El Ayuntamiento comenzará a aplicar la medida a partir del próximo miércoles 22 de septiembre. Según aseguran, las restricciones al tráfico llegarán, eso sí, en dos fases y no afectarán a los residentes empadronados, al transporte público, a los vehículos de emergencia y a los transportistas en horario de carga y descarga. También habrá permisividad con los clientes de los hoteles, sobre todo a la hora de recoger maletas.En un primer momento, el cierre al tráfico privado estará delimitado por las calles Atocha, Prado, Duque de Medinaceli, Jesús y Paseo del Prado. Para asegurar el éxito de la iniciativa, policías municipales y agentes de movilidad impedirán el paso a los automóviles durante esta primera fase, en la que el Ayuntamiento llevará también a cabo una campaña informativa destinada a vecinos y comerciantes. Habrá incluso una oficina de información instalada en el número 39 de la calle Gobernador, en el Centro de Salud Retiro.Ya a principios de 2005, las restricciones al tráfico se extenderán al resto del barrio, hasta la calle de la Cruz, la Carrera de San Gerónimo, y el resto del Paseo del Prado hasta la plaza Neptuno. Será entonces cuando los policías y los agentes de movilidad se sustituirán por innovadoras cámaras de seguridad que vigilarán la entrada al barrio de Las Letras durante las 24 horas del día. Éstas grabarán las matrículas de todos los vehículos y, gracias a una base de datos, sancionarán a todo el que se salte la normativa.La sanción estipulada para el automovilista que acceda a Huertas sin permiso ascenderá hasta los 30 euros, la misma cantidad que a día de hoy deben pagar quienes circulan por una calle en sentido contrario. No obstante, Gallardón ya ultima una revisión del cuadro de infracciones para incrementar dicha cantidad.Las reacciones al anuncio de Gallardón no han tardado en llegar. Y hay para todos los gustos. Los vecinos han aprobado la medida con satisfacción. “El experimento cuenta con nuestro apoyo, aunque es verdad que debe ir acompañado de una política que fomente la recuperación del pequeño comercio", asegura José Carlos García, presidente de la Asociación de Vecinos y Comerciantes del eje peatonal Huertas. En la misma línea se ha expresado ya la Asociación de Vecinos Barrio de Las Letras, que muestran su respaldo, pero “recordando al Consistorio que la construcción de aparcamientos de residentes sigue siendo una asignatura pendiente".A la oposicón en el Ayuntamiento, en cambio, no le ha sentado tan bien la iniciativa. Félix Arias, concejal del PSOE, califica de “improvisada y sin sentido" la decisión y critica que no se haya contado “ni con vecinos ni con el resto de partidos políticos". Por su parte, la portavoz de IU en la Asamblea de Madrid, Inés Sabanés, considera que la medida es “claramente insuficiente, por lo que habría que elaborar un plan mucho más ambicioso aprovechando la celebración del Día Sin Coches".El cierre del barrio de Las Letras al tráfico privado no es la primera medida de este tipo que aplicará Gallardón. Desde septiembre de 2003 (cuando se amplió a 13 horas la prohibición de vehículos en la Puerta del Sol), el alcalde ha instaurado esta iniciativa hasta en otros cinco puntos de la Capital, todos de forma temporal. En agosto de 2003, el turno fue para algunas vías interiores de la Casa de Campo. Cuatro meses más tarde, el principal vial interno del parque del Oeste, el paseo de Camoens, cerró al tráfico durante los fines de semana. Ya en navidad, la Gran Vía aplicó la medida durante los fines de semana de las fiestas, que luego amplió a los 21 domingos comerciales del año. Por último, el parque de la Dehesa de la Villa también quedó cortado a los automóviles el pasado mes de julio.Por otra parte, el consejero de Transportes e Infraestructuras de la Comunidad, Francisco Granados, ha anunciado que las obras de desdoblamiento de la M-503 “comenzarán principios de 2005, durarán 18 meses y costarán poco más de 24 millones de euros". “Con ella, se reducirán los tiempos de traslado a la capital, ya que actualmente esta carretera registra un alto índice de tráfico (más de 36.000 vehículos diarios. En los 12,5 kilómetros proyectados, la carretera pasará de uno a dos carriles por sentido", señala Granados.

Los mejores vídeos