Los vigilantes del carril bus

Llega la Navidad y con ella las tradicionales medidas para la regulación del tráfico en la capital, con el fin de evitar los habituales atascos en las zonas más transitadas.

Al Ayuntamiento de Madrid se le han ocurrido nuevas medidas disuasorias para que los turismos usen el carril bus. Dichas medidas están dirigidas a facilitar la fluidez del transporte público en Madrid con el fin de que los madrileños se conciencien de lo importante que es su uso para evitar los colapsos de tráfico que día a día se viven en esta ciudad.

La semana que viene, el alcalde de Madrid presentará las medidas específicas que el Consistorio que representa tomará de cara a la época navideña. En este plan se incluyen acciones que permanecerán todo el año y otras que sólo se extenderán durante esta Navidad.

Entre las medidas permanentes está la instalación de más balizas flexibles, como las existentes en la calle de la Princesa, por ejemplo de ojos de gato para delimitar los carriles bus. Las calles que unen los intercambiadores de Atocha y de Nuevos Ministerios y los de Príncipe Pío con Cibeles recibirán un trato de favor. El Ayuntamiento ha previsto que se protejan estos recorridos para facilitar el tránsito en la capital.

Los hombres de rojo
Una de las medidas que con toda probabilidad más darán que hablar será la de los vigilantes del carril bus. Los controladores que antes trabajaban para la ORA (Ordenanza de Regulación del Aparcamiento) pasarán a vigilar el uso de los carriles bus y a persuadir a los vehículos que lo utilicen mal mediante denuncias apoyadas por fotografías que sacarán en el momento de la denuncia. Estos individuos trabajarán por parejas y, en principio, irán vestidos de rojo para hacerse notar.

Entre las medidas específicas para la Navidad está la de cortes de tráfico. La Policía Municipal, como el año pasado, no permitirá el paso de vehículos en los accesos al centro de la capital (zona de Puerta del Sol y Plaza Mayor), cuando se prevea que los aparcamientos de esta zona ya están llenos.

Todas estas medidas han sido recibidas por los colectivos implicados de manera diferente. Según la Gremial del Taxi, todas las disposiciones dirigidas a la conservación del carril bus para su agilización son bienvenidas.

La oposición política del Consistorio Madrileño ha dudado de la eficacia de algunas de las medidas propuestas por el Área de Movilidad del Ayuntamiento. Por ejemplo, el uso de los hombres de rojo no será muy útil, lo más importante es que haya buena coordinación entre la Policía Municipal y la grúa.

Los mejores vídeos