Los vehículos de limpieza en Madrid incumplen el Código de Circulación

Circular con las luces de emergencia permanentemente no es razón suficiente para que un vehículo sea multado en Madrid. Al menos, según el responsable de la Policía Municipal de la capital y teniendo en cuenta que el vehículo esté destinado a la limpieza.

El máximo responsable de la Policía Municipal en Madrid José Luis Morcillo acaba de firmar un documento por el que se ordena a los agentes de este cuerpo no multar a los vehículos de la limpieza de la capital que lleven las luces de emergencia y la luz giratoria, que llevan delante, encendidas, durante su trabajo, estén detenidos o no.

El Código de Circulación explica que estos vehículos deben llevar las luces, cuando estén realizando labores de limpieza en la calzada, pero sólo en ese momento, no mientras circulan por la ciudad.

Hasta este momento, la Policía Municipal había multado a los operarios que llevan las luces en todo momento. Los limpiadores se defendían, según el concejal del Área de Limpieza, de las multas, porque las luces les sirven para prevenir posibles accidentes.

En este momento, tras la circular del responsable de la Policía Municipal, el cuerpo de seguridad no podrá multar a los vehículos que circulen con estas luces encendidas, con lo que se está contraviniendo el reglamento de Circulación. De este choque de pareceres surge la figura jurídica de la prevaricación. Alegando precisamente prevaricación, el sindicato mayoritario de la Policía, CPPM (Colectivo Profesional de la Policía Municipal), va a presentar una querella por la confrontación de normas y competencias.

La defensa de Morcillo podría basarse en la dificultad que entraña la gestión de estas multas, ya que, según la Dirección de Gestión de Multas de Circulación, es "jurídicamente inviable" sancionar por este tipo de infracciones. Es decir, que no dan abasto.

Los mejores vídeos