Los trabajadores de Santana, dispuestos a movilizarse

La negociación está rota y se planean más movilizaciones en la fábrica de Santana en Linares. Los sindicatos responden así a las ofertas del Gobierno andaluz, a las que califican de "terrorismo patronal".

La Junta Andaluza lo ha dejado claro. El equipo de Manuel Chaves ha notificado que despedirá a 272 trabajadores, si no se aceptan más prejubilaciones y bajas voluntarias.
El presidente del comité de empresa, Juan Salazar, ha declarado que esta actitud del Ejecutivo andaluz es "chulesca y prepotente" y tiene el único objetivo de "intimidar y crear frustración en los trabajadores ejerciendo el terrorismo patronal".
Ayer martes, 23 miembros del comité de empresa de esta factoría, junto a seis delegados de personal, se encerraron en el Ayuntamiento de Linares para establecer el futuro calendario de movilizaciones. Una medida que comprende paros en la producción y que hoy han dado a conocer a los trabajadores.
Con esta nueva actuación, los empleados persiguen –según afirma Salazar- quedarse "como están, ni más ni menos".
Mientras, la oposición pide que el consejero de Empleo y Desarrollo Tecnológico, José Antonio Viera, comparezca ante el Parlamento para dar explicaciones.
Según el secretario general del PP andaluz, Antonio Sanz, el plan industrial diseñado por la Junta para Santana es "una puñalada trapera" al futuro de la factoría de Linares.