Los taxistas tendrán 1.500 millones para los GPS

Por fin, tras mucho reclamarlo, los taxistas madrileños tendrán el dinero que piden para instalar en sus coches localizadores GPS. Estos aparatos servirán para dar más seguridad a los trabajadores del taxi.

La Comunidad y el Ayuntamiento de Madrid han llegado a un acuerdo con los representantes del taxi en virtud del cual los profesionales de este sector recibirán financiación para montar GPS en sus taxis.

Esta reivindicación viene de lejos. Hace ya años que los taxistas, hartos de la inseguridad que entraña su profesión, reclamaron ayudas para dotar a los coches con elementos que afiancen su seguridad.

El acuerdo firmado prevé que el Gobierno autónomo y el municipio se repartan los 1.500 millones que cuesta equipar a los coches con estos dispositivos.

Después de los sucesos del 9 de octubre, cuando un taxista sufrió ocho puñaladas durante un intento de robo, los profesionales madrileños de este gremio habían amenazado con huelgas, si no se daba una solución al problema de los GPS. Ahora, esas movilizaciones quedan aparcadas.

Los taxistas recibirán 120.000 pesetas para colocar los aparatos. Así, se financia un 90 por ciento de su coste.