Los supermercados luchan contra los atascos

Tardan menos en llenar los supermercados, precisan menos gasolina y, además, no provocan atascos. Barcelona inicia una medida pionera en nuestro país: realizar las actividades de carga y descarga por la noche.

Por ahora, sólo lo hacen Condis y Mercadona en el área urbana de Barcelona. Sin embargo, los resultados son tan positivos que pronto podrían adoptar esta medida otras cadenas de supermercados del país. Desde hace unos días, realizan las tareas de carga y descarga en horario nocturno. Según comentan, las ventajas son muchas: acercan más los vehículos a la puerta de los supermercados, en tan sólo dos viajes realizan todo el trabajo (en horario diurno tendrían que hacer hasta ocho), tardan menos y pueden usar vehículos ecológicos que circulen por las aceras. El único inconveniente para estas cadenas de supermercados es que sus trabajadores cobran más caras estas horas de trabajo. En la ciudad, las idas y venidas nocturnas de los camiones no molestan a los ciudadanos, porque han cuidado que la insonorización de los vehículos sea la correcta. De hecho, agentes de la Guardia Urbana viajan con ellos y con un aparato para medir los decibelios en la mano. Además, el tráfico empieza a ser más fluido. No hay que olvidarse que furgonetas y camiones suponen el 8,1 por ciento del parque móvil de la Ciudad Condal y el 14 por ciento de los desplazamientos privados. El Ayuntamiento de la ciudad ha ampliado las áreas verdes de aparcamiento a los barrios de Sants y Les Corts. En total, hay 7.500 plazas nuevas.