Los sindicatos quieren rejuvenecer la plantilla de la planta de Seat en Martorell

Entre 6.000 y 7.000 trabajadores de la planta de Seat en Martorell podrían verse afectados por el plan de prejubilaciones que propone el Comité de Empresa.

Desde hace tiempo los sindicatos CC.OO. y UGT insisten ante la Dirección de la factoría de Seat en Martorell sobre la necesidad de poner en marcha un plan de prejubilaciones. La idea de los representantes de los trabajadores ha sido desde el principio la de negociar un plan cuyo objetivo sería bajar la edad media de la plantilla de la fábrica catalana.

La propuesta del Comité de Empresa de esta planta recoge la necesidad de iniciar unas negociaciones para poner en marcha un plan de prejubilaciones para los próximos cinco años. El número de trabajadores afectados sería, según los representantes de la plantilla, de entre 6.000 y 7.000.

Hasta ahora la Dirección se ha negado. Sin embargo, en la reunión mantenida ayer, jueves 27, se ha dejado una "puerta abierta" a la posibilidad de negociar este plan; aunque dejando claro que se necesitaba un plazo de tiempo para ver la evolución del mercado y la situación internacionales.

Al margen de estos encuentros, los sindicatos quieren mantener una reunión con el presidente de la Generalitat, Jordi Pujol, para tratar a cerca de la reunión que mantuvo éste con Pischetsrieder, responsable de la marca española de momento, aunque preparado para ocupar su nuevo puesto como presidente del Grupo Volkswagen.

Los sindicatos se muestran preocupados por la falta de acuerdos con que Pujol salió de esta reunión. Al parecer, el presidente catalán no consiguió ni un solo compromiso en firme del alemán, a pesar de que Pujol acudió al encuentro con tres objetivos: garantizar más inversiones en la planta de Martorell, conseguir un presidente a "dedicación plena" y reforzar el Centro Técnico de la planta. Sin embargo, las respuestas del responsable germano no fueron en absoluto concretas.