Los sindicatos de Seat responden al presidente de la compañía

Las polémicas declaraciones del presidente de Seat, Bernd Pischetsrieder, sobre el alto precio de venta de componentes en España y el alto absentismo de la planta catalana de Martorell no han tardado en ser contestadas por las centrales sindicales.

La Confederación de Cuadros de Seat ha negado las acusaciones lanzadas por Pischetsrieder sobre los crecientes costes de producción en el sector de la automoción. En un comunicado hecho público por esta central sindical se indica que "los costes de producción pueden estar creciendo, pero, de ser cierto, el porcentaje más elevado de este coste corresponde a los componentes de vehículos, que en su mayoría nos vende Volkswagen (casa matriz de Seat)".
Pischetsrieder había destacado la alta inflación de España respecto a Alemania. Este sindicato reconoce el alto índice de inflación de nuestro país en relación con otros estados de la UE; sin embargo, señala que España se encuentra en la decimotercera posición en costes salariales, mientras que Alemania ocupa el segundo puesto en esta categoría.
Sobre las acusaciones que señalaban el alto absentismo de la planta de Martorell (Barcelona), esta central sindical ha recordado que en esa factoría "se trabajan 40 horas semanales, mientras que en Volkswagen únicamente 28".
La respuesta de la Confederación de Cuadros de Seat no se ha quedado ahí. Pischetsrieder, al que se ha pedido que se involucre más en la empresa, ha sido fruto de sibilinos ataques, ya que se le ha recordado que anteriormente creó una "crisis ficticia en Rover, cuando era presidente de BMW, para acallar a los sindicatos".
Por su parte, la Unión General de Trabajadores (UGT), ha calificado de "exageradas" las declaraciones del presidente de Seat sobre las horas perdidas en la planta de Martorell.

Los mejores vídeos