Los sindicatos de Opel retrasan las reuniones sobre el plan Olympia

Las negociaciones sobre la aplicación del plan de reestructuración de las subsidiarias de General Motors, Vauxhall y Opel, se han detenido tras la negativa de las asociaciones sindicales a afrontarlas, si no disponen de más información por parte de la compañía. El rechazo ha extrañado en el sector porque estas mismas organizaciones habían aceptado el acuerdo marco de dicho plan, el pasado lunes.

El anuncio de General Motors de que las direcciones de las compañías Adam Opel y Vauxhall acordarían con los sindicatos el modo de aplicación del plan de reestructuración Olympia ha quedado en saco roto, al menos temporalmente.

La reunión entre ambas partes no se producirá, de momento, ante la negativa de las uniones de trabajadores a seguir negociando, si no contaban con información más detallada y avanzada sobre el proyecto.

El rechazo ha sorprendido a propios y extraños, máxime tras la rúbrica, este lunes, por parte de los representantes laborales del acuerdo marco en el que se establecen las grandes líneas del plan Olympia. En él se incluyen los recortes de producción previstos (350.000 unidades anuales), las fórmulas de reducción de plantilla, el aumento de la productividad, la disminución de gastos (2.000 millones de euros en dos años) y las estrategias de negocio que se seguirán.

Sin embargo, en una reunión ayer martes del Foro Europeo de Empleados, institución que agrupa a los distintos sindicatos de Opel, para decidir el reparto de los recortes entre las trece fábricas europeas de General Motors, se decidió dar marcha atrás a los contactos. Los representantes de la plantilla presentes estimaron que GM no había facilitado información suficiente como para adoptar posiciones en un sentido u otro.

Con ello, criticaron la falta de un planteamiento global sobre el futuro productivo de todas las factorías, ya que, a su juicio, los encargados del plan de reestructuración sólo habían presentado propuestas parciales para alguna de ellas.


Menos motores Ecotec
En otro orden de cosas, General Motors ha decidido recortar la producción de motores Ecotec en la factoría regentada a medias con Fiat en Szentgotthárd (Hungría).

De una producción anual de 480.000 unidades anuales pasará a 400.000. Las razones aducidas por la compañía han sido la recesión global en el sector del automóvil y la disminución de la demanda europea de vehículos impulsados por motores de gasolina.