Los sindicatos de Nissan en Barcelona rechazan el plan de competitividad por la rebaja de sueldos

La dirección y el comité de empresa de Nissan en Barcelona han cerrado sin acuerdo el último periodo de negociaciones que habían emprendido a finales de noviembre para intentar pactar un plan de mejora de la competitividad en la planta de la Zona Franca, debido al rechazo de los sindicatos a la rebaja de sueldos que propone la empresa para los nuevos empleados, entre otras medidas, según han informado a Europa Press fuentes de la compañía y sindicales.

Representantes de la dirección y del comité de empresa han estado reunidos durante más de doce horas, en unas negociaciones que empezaron la tarde del lunes y han terminado pasadas las 7.00 de este martes y que han acabado sin acuerdo.

El principal escollo es la doble escala salarial que propone la compañía para los nuevos empleados, que fija un salario de inicio de 19.000 euros anuales con un límite de 25.500.

Los sindicatos se han mostrado dispuestos a aceptar que los nuevos trabajadores entren cobrando menos, pero se oponen a este límite, que supone 7.000 euros anuales menos respecto a los sueldos máximos actuales, según han explicado fuentes de CC.OO.

Tampoco se ha alcanzado un acuerdo en la propuesta de aumento del trabajo efectivo, que proponía un aumento del ritmo de la línea de producción y eliminar una de las tres pausas que realizan los trabajadores, pasando de los 32 minutos diarios de descanso actuales a 21, según las mismas fuentes.

Al no alcanzar un acuerdo en todos los puntos, la dirección de Barcelona ha enviado un documento con la situación actual de la planta al comité de decisiones de Japón, que es el órgano que decide a qué centros del grupo se adjudican nuevos modelos.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.