Los Schumacher, señores de la Fórmula 1

Se veía venir. De nada sirvió el encono de Coulthard y Hakkinen en los entrenos libres, donde marcaron los mejores cronos. A la hora de la verdad, en la lucha oficial por el puesto en la parrilla de salida de Brasil, los Schumacher no han dado concesiones. Son los grandes señores de la Fórmula 1.

Los  Schumacher, señores de la Fórmula 1
Los Schumacher, señores de la Fórmula 1

Lo de Michael se esperaba: su dominio en este campeonato tiene un tufillo casi dictatorial. Juega al gato y al ratón: deja ver a sus rivales que tienen opciones y, cuando se lo han creído, los machaca. Su tiempo de 1:13.780, el único oficial por debajo del 1:14, es suficiente para volver a colgarle al cuello el cartel de favorito.
Lo de su hermano, en cambio, se veía venir. Antes o después, el pequeño de la saga se convertiría en el único capaz de hacer sombra a su hermano. Con razón dicen que no hay mejor cuña que la de la misma madera.
Ralf ha marcado con su Williams-BMW un tiempo oficial de 1:14.090. Tras él se han clasificado Hakkinen, que vuelve a mostrarse muy rápido en los entrenamientos, y Montoya, el otro Williams. Lo decíamos ayer en Autopista Online, los coches más capaces, después de los Ferrari, son los de Franck Williams brillantemente motorizados por BMW. Ralf amenazó con ser segundo en Malasia hace dos semanas y ahí está.

El colombiano llegó a marcar el mejor tiempo en la última sesión de entrenamientos libres. Las tres anteriores habían sido para Schumacher, Coulthard y Hakkinen. Parecía que los McLaren volvían a estar en condiciones de mandar en la parrilla, pero Michael Schumacher suele pensar lo contrario a lo que dicta la lógica. En los entrenamientos oficiales arrasó.
Sólo los William pudieron acercarse a su ritmo: Ralf, que acabó segundo, y Montoya, que si bien tuvo que conformarse con la cuarta posición, demostró que podía haber estado mucho más arriba. También él bajó en los entrenamientos libres del minuto y 14 segundos, aunque luego en los oficiales se salió y tuvo que acabar corriendo con el coche de reserva.

El resto de la parrilla ha traído pocas sorpresas. Ocultar, quinto, y Barrichello, en un decepcionante sexto lugar, estarán al acecho una vez más. El brasileño corre en casa y quería agradar al público de Sao Paulo, pero no ha podido.
Luego saldrán los Jordan y tras ellos, noveno y décimo, los Sauber de Heidfeld y Raikkonen, que rinden a un altísimo nivel.
Más atrás, van los BAR, los Jaguar y los Arrows. Fernando Alonso, que sufrió un trompo, tomará la salida en el decimonoveno puesto, por delante de Button, Mazzacane y su compañero Marques, último clasificado.
Una vez más, y pese a su error en el trompo, Alonso demuestra su talento y exprime al máximo la obsoleta mecánica de su Minardi para superar a pilotos mucho más experimentados y contrastados que él.

Debú de Antonio García en F 3.000
Aprovechando la presencia de la Fórmula 1 en Brasil, la FIA ha organizado la primera carrera del campeonato 2001 de F 3.000. También ha sido la primera vez que esta competición sale de Europa. La carrera, disputado hoy, ha sido ganada por el británico Justin Wilson, del equipo Nordic. Segundo ha sido Mark Webber, del Supernova.
En esta prueba debutaba en la categoría Antonio García, el jovencísimo piloto español enclavado en la escudería Red Bull. García no ha podido terminar la carrera y tuvo que abandonar.

Los mejores vídeos