Los proveedores tienen que ajustarse a la industria automovilística

Las relaciones entre proveedores y fabricantes casi siempre han sido idílicas; el panorama está cambiando, pero ambos sectores están llamados a entenderse.

Los proveedores son parte importante de la industria automovilística. Por ello, deben ajustarse a las estrategias que propone dicha industria. DaimlerChrysler ha declarado que, al hacer mejores automóviles, también necesitan mejores proveedores. Es una carrera paralela y los proveedores tienen que adaptarse.

En los años 90, según ha relatado Wolfgang Bernhard, director de operaciones de DaimlerChrysler, en unas conferencias que se celebran esta semana en Michigan, la relación entre ambas industrias era idílica. Se conseguían mejoras pequeñas, pero continuas, y las relaciones se fijaban a largo plazo. Sin embargo, llegó un momento en el que los costes empezaron a aumentar y las relaciones se fueron enfriando.

A partir de ahora, la relación cambiará, según este directivo, ya que el proveedor pasará a ocupar un papel muy importante dentro de la cadena y deberá defender su territorio ante otros proveedores con los que entrará en competencia.

Por otro lado, Visteon ha acordado con DaimlerChrysler la provisión de su sistema de entretenimiento con DVD para asientos traseros. Tras este acuerdo, Visteon distribuirá hardware del producto, las soluciones informáticas para la integración de sistemas y los manuales de instalación necesarios. Estos sistemas de entretenimiento estarán disponibles tanto en Estados Unidos como en Europa a partir del año 2002.