Los “pilotos” que atropellaron a un niño, en libertad

La Audiencia de Sevilla ha confirmado la libertad para los dos conductores implicados en el atropello mortal de un niño. Los hechos tuvieron lugar el pasado 5 de diciembre, cuando los automovilistas participaban en unas carreras ilegales.

Detienen un rally ilegal de multimillonarios
Detienen un rally ilegal de multimillonarios

La antigua base aérea de Tablada (Sevilla) acoge, desde hace varios años, exhibiciones de aeromodelismo. El público de estos espectáculos había denunciado varias veces que las instalaciones también se empleaban para realizar carreras ilegales de coches, pero la Policía, al parecer, nunca había acudido, ya que se trata de una propiedad privada. El 5 de diciembre de 2004, una de estas carreras tuvo un trágico desenlace: dos Seat Ibiza que participaban en estas “competiciones" chocaron y salieron despedidos, atropellando al pequeño Christian Serrato. El niño, de 9 años, se encontraba observando las demostraciones de aeromodelismo.El siniestro se produjo cuando un tercer coche, un Mercedes, se interpuso en el camino de los “participantes". Las autoridades lograron imputar a los conductores de los Ibiza, de 19 y 20 años, que pasaron un mes en prisión. Ahora, la Sección Primera de la Audiencia de Sevilla ha decretado que los acusados pueden seguir en libertad, ya que no intentarán eludir la acción de la Justicia. Ambos se han presentado regularmente ante el juez y han colaborado en el esclarecimiento de los hechos.Su reingreso en la cárcel “carece de sentido, ya que la instrucción se encuentra prácticamente terminada", admiten fuentes de la Audiencia. Ahora, el fiscal, la acusación particular y la defensa presentarán su calificación de los hechos.Según la abogada de los padres del niño, los imputados “no han colaborado en el esclarecimiento de los hechos" y, además, “existe el riesgo de que intenten eludir la acción de la Justicia". Así, ha solicitado que se fije una fianza a los acusados, ya que los hechos (a su juicio) deben ser considerados como un delito de homicidio, castigado con penas de prisión de 10 a 15 años. Sin embargo, la Audiencia de Sevilla también ha rechazado esta petición.Las carreras ilegales no son un fenómeno nuevo en España: Gijón, Barcelona y Madrid son escenarios frecuentes de estas “competiciones". Si quieres saber más sobre ellas, pincha en el enlace.