Los peligros de las nuevas tecnologías para los automovilistas

En 2004, la mitad de los vehículos saldrán con sistemas de informáticos de comunicación de serie.

La tarea de conducir requiere la máxima atención para quien la realiza y las nuevas tecnologías son fuente de distracción para los conductores durante la realización de dicha tarea. A esta conclusión se ha llegado en Convergencia 2000, un encuentro celebrado en Detroit entre personalidades del sector automovilístico y de la informática. Según la NHTSA (Agencia Nacional para la Seguridad del Tráfico en Carretera), en Estados Unidos, una cuarta parte de los accidentes de tráfico tienen como factor causante principal la distracción del conductor; con estas cifras se considera que los nuevos sistemas tecnológicos suponen un problema para la seguridad.
La industria del automóvil, por su parte, argumenta que los nuevos sistemas a los que se puede acceder desde el vehículo cada vez son más modernos e incluso permiten dicho acceso a través de la voz, sin tener que ¿detenerse¿ a manipularlos. En la actualidad ,desde el automóvil se puede navegar vía satélite por Internet, se puede operar sobre el correo electrónico, etc. Sin embargo, estos servicios, aunque se puedan hacer a través de la voz, siguen representando un peligro, porque esta actividad también supone una concentración mental.
La industria del automóvil prevé que en el año 2004 la mitad de los vehículos que salgan de las factorías equiparán sistemas informáticos para los conductores.