Los nuevos prototipos de Chrysler y Jeep

Las marcas norteamericanas ya ultiman sus novedades para el futuro Salón de Detroit. Chrysler acudirá a la capital mundial del automóvil con su Firepower, un deportivo prestacional y muy elegante. Jeep, por su parte, enseñará el nuevo Gladiator, un pick-up turbodiésel para campo y ciudad.

Los nuevos prototipos de Chrysler y Jeep
Los nuevos prototipos de Chrysler y Jeep

El nuevo año ya se aproxima y, con él, el importante Salón de Detroit, que abrirá sus puertas a comienzos de enero. Ésta, sin duda, es una de las grandes citas de la industria y la que inaugura una nueva temporada en el sector. Diseños, motores, tecnología… todo se mira con lupa en busca de nuevas tendencias. En este sentido, dos de los principales fabricantes norteamericanos, Chrysler y Jeep, nos adelantan ya sus novedades: dos prototipos que darán mucho de que hablar.La apuesta de Chrysler para 2005 se llama Firepower. Es un coupé de 2 2 plazas, concebido a partir de la plataforma del Dodge Viper, pero con cambios significativos en su aspecto final. Estéticamente es muy elegante y destaca por un prominente morro y una zaga muy ancha, al estilo de antiguos bólidos. El nuevo roadster se distingue también por su amplia superficie acristalada que, desde el techo, se extiende hacia la trasera ofreciendo una mayor sensación de espacio a los ocupantes. En el apartado mecánico, el Firepower se desmarca del Viper, montando el mismo propulsor V8 HEMI de 6,1 litros y 425 CV de potencia que ya luce el 300C SRT-8. Ahora, asociado a una caja de cambios automática de 5 velocidades, ofrece unas prestaciones de auténtico vértigo. Según las cifras oficiales, es capaz de acelerar de 0 a 100 km/h en 4,5 segundos y de alcanzar una velocidad máxima de nada menos que 300 km/h.Eso sí, tanta potencia llega también acompañada de un guiño a la seguridad. El prototipo monta un sistema de frenos Brembo con discos de 14 pulgadas y unos neumáticos de 275/35 en el eje delantero y de 335/30 en el trasero. Las llantas son de 19 pulgadas delante y de 20 detrás.Fuentes de Chrysler han señalado ya que este espectacular deportivo tiene pocas posibilidades de llegar al mercado, aunque aseguran que, en caso contrario, se situaría en la gama inmediatamente por encima del Crossfire.Jeep, por su parte, acudirá a Detroit con otra importante novedad: un pick-up bautizado con el nombre de Gladiator. Se trata de un gigantesco todo terreno con caja, similar estéticamente a los clásicos modelos de los años setenta, pero que llegará con el objetivo de inaugurar un nuevo concepto en el segmento, el de Flexible Utility Truck (camión de utilidad flexible, en inglés).Con esta calificación, Jeep define a un prototipo funcional y polivalente. El vehículo tiene un amplio espacio de carga (1,7 metros) y un interior de lo más práctico. Su cabina, coronada por una capota de lona, ofrece una puerta lateral trasera para el acceso a una segunda fila de asientos que, extendida, llega a convertirse en cama.La capacidad off road está fuera de toda duda con su potente turbodiésel de 2,8 litros y sistema de inyección common rail, que es capaz de ofrecer 163 CV de potencia. El vehículo, obviamente con tracción a las cuatro ruedas, equipa también una caja de cambios de 5 velocidades, aunque en este caso manual.