Los nuevos “conceptos” de Peugeot

Peugeot presentará en París tres nuevos concept que ilustran la evolución de la marca. Deportividad y elegancia aparecen ahora en el biplaza coupé 907, en la versión RC de su monovolumen 1007 y en un innovador quad con pila de combustible. También estrena el 407 SW, un familiar que estará en los concesionarios a finales de mes.

Los nuevos “conceptos” de Peugeot
Los nuevos “conceptos” de Peugeot

París bien vale una misa… y bueno vehículos. Eso al menos debe pensar Peugeot, que ha decidido acudir a esta importante cita automovilística con todo un alarde de ingeniería e innovación. La marca francesa aprovechará la muestra para enseñar, por vez primera, tres impresionantes concept car. Son su apuesta de futuro, aunque el público dictará sentencia. De entre las tres grandes novedades de Peugeot, una destacará por encima del resto: su concept car 907. Con un interminable morro y estética de antiguo deportivo, este biplaza coupé impresiona sobre todo por su potencia. Monta un motor 6.0 V12, situado longitudinalmente por detrás del eje delantero y con escapes dobles a ambos lados. Según datos del fabricante, desarrolla nada menos que 500 CV, a los que se llega a través de una caja de cambios de 6 velocidades con mando secuencial mecánico. Casi tan atractiva como la motorización es su imagen, fuerte y atrevida. El diseño de su carrocería (de carbono con branquias laterales para reforzar la refrigeración) recuerda a deportivos de otras épocas, aunque con algunos detalles que lo sitúan, sin duda, a comienzos del siglo XXI. Uno de ellos es la franja acristalada y transparente que sobresale de su morro para poder observar de cerca las toberas de admisión del motor. Y también sus ruedas, calzadas detrás con neumáticos Michelin 345/35, 275/40 delante, sobre llantas de 18 pulgadas.Ya en el interior, el 907 ofrece espacio para dos personas, aunque con bastante amplitud. De hecho, el vehículo no oculta dentro sus medidas: 4,37 metros de largo, 1,88 de ancho y 1,21 de alto. Su distancia entre ejes es de 2,5 metros. Todo este espacio se completa además con un acabado elegante y con materiales de primera calidad (Alcantara, madera, etc…). Otra de las novedades que Peugeot llevará a París será una variante deportiva de su modelo 1007, un pequeño monovolumen ya presentado y al que le ha salido una primera versión RC a pesar de no encontrarse todavía en el mercado. Llegará en el primer trimestre de 2005 y también se podrá ver (por primera vez en público) en la capital francesa a finales de mes. El RC, en cambio, es por ahora sólo un concept car que espera ofrecer más versatilidad al modelo en un futuro. Se trata de una versión deportiva y juvenil, como demuestran sus llantas ahora de 18 pulgadas (que permiten también ver los discos ventilados y perforados junto con las pinzas de freno), el pequeño alerón trasero, la salida de escape cromada y su motor, en esta ocasión un 1.6 16V de 140 CV de potencia. También difiere algo el interior, con salpicadero, volante y paneles de las puertas guarnecidos en cuero y con detalles de aluminio en los aireadores. El logo RC figura en todas las puertas.Nada más cambia con respecto al 1007. Conserva sus novedosas puertas correderas (conocidas como puertas Sésamo), una por cada lateral. Éstas se deslizan eléctricamente sin superar la longitud total del vehículo cuando las abrimos manualmente o pulsando un telemando. Una vez abiertas, otorgan un espacio de libre acceso de 920 mm de anchura al no existir pilar central. Y mantiene también su alta carrocería que le da aspecto de pequeño monovolumen, pese a medir tan sólo 5 centímetros más que el 106 (3,73 metros).El último nuevo concept car de Peugeot no es exactamente un coche, aunque es casi más sorprendente. Es un quad (una especie de motocicleta de cuatro ruedas) biplaza preparada para rodar en carretera. Lo más novedoso lo encontramos en su mecánica, de pila de combustible. Aunque la marca gala ya ha presentado otros prototipos con esta limpia motorización (Taxi PAC y H2O), en esta ocasión, el Quark dispone de cuatro propulsores eléctricos (uno en cada rueda) que le convierten en un tracción total permanente. Estos motores van alimentados por una batería de metal hidruro de níquel, que adquiere la energía de una pila de combustible refrigerada por aire. Esta célula, que toma oxígeno del aire y de una botella de hidrógeno de 9 litros a una presión de 700 bares, está situada en la parte posterior, bajo el asiento.Este curioso vehículo dispone también de suspensión independiente de dobles triángulos superpuestos y neumáticos de 235/45 R17. Su peso es de 425 kilos y es capaz de alcanzar una velocidad máxima de 110 km/h. Eso sí, su autonomía es de hasta 130 kilómetros.Por último, Peugeot ha anunciado una inminente versión familiar de su berlina 407. De hecho, llegará al mercado a finales de mes, coincidiendo con la celebración del Salón de París. Ya tiene incluso precios: oscilará entre los 23.000 euros y los 34.000 euros que costará, aproximadamente, el modelo tope de la gama, el 3.0 V6.El 407 SW ya se pudo ver en el pasado Salón de Madrid (allá por el mes de mayo) y presenta pocas diferencias con respecto a la berlina, salvo en su mayor capacidad. Aparecerá con las mismas motorizaciones (1.6 HDi, 1.8 SR, 2.0 HDi, 2.0 ST, 2.2 ST y 3.0 V6) y con un completo equipamiento, que incluye climatizador con control digital, ordenador de a bordo o equipo C. En materia de seguridad, ofrecerá hasta siete airbags (nueve con el acabado Executive), ESP, ABS y asistencia a la frenada de emergencia. También destaca su techo con cristal panorámico.

Los mejores vídeos