Los niños de Sigüenza iban sin cinturón

Según acaba de adelantar el diario El Mundo, los cuatro niños muertos en el terrible accidente de tráfico ocurrido ayer en Sigüenza, Guadalajara, viajaban sin cinturón. Los menores murieron cuando el todo terreno en que circulaban se salió de su carril y chocó contra otro vehículo que viajaba en dirección contraria. Los padres de tres de los niños muertos y una pasajera del otro coche también resultaron muertos en un accidente que, además, ha dejado seis heridos.

Los niños de Sigüenza iban sin cinturón
Los niños de Sigüenza iban sin cinturón

El diario El Mundo, citando fuentes de la Guardia Civil, explica que los cuatro niños fallecidos viajaban en los asientos traseros del coche que perdió el control, un Mitsubishi Montero. No se sabe si iban en dos o en tres filas de asientos, pero sí se sabe que viajaban sin cinturón de seguridad ni ninguna otra medida de retención, tal y como obliga la normativa desde el verano pasado. Por su parte, los ocupantes de los asientos delanteros, padres de tres de los niños muertos (el cuarto era un amigo de la familia), sí llevaban abrochado el cinturón.

También se ha sabido que el padre los tres pequeños fallecidos es Guillermo Wakonigg, un conocido empresario vinculado a la firma Gastón y Daniela.

La Guardia Civil y la subdelegación del Gobierno en Guadalajara han explicado que se va a recrear el accidente para entender mejor qué ha podido suceder. De momento, es ya el segundo percance más grave del año. En principio, la hipótesis más probable para explicar el accidente es el exceso de velocidad. En el segundo vehículo, un Citroën Evasión, había siete pasajeros: un matrimonio, sus dos hijas, otros dos niños y una mujer. La madre de las pequeñas ha fallecido, mientras que todos los menores han resultado heridos. Una de las niñas se encuentra en estado muy grave. Al parecer, todos los ocupantes de este segundo coche iban correctamente sujetos.Aún se siguen investigando las causas del accidente, que se produjo en una zona de curvas. El Montero pasó al carril contrario y colisionó contra el monovolumen. Las primeras hipótesis apuntan a una velocidad excesiva: “Creemos que el todo terreno, al entrar en la curva, ha perdido el sentido de la dirección o ha entrado un poco fuerte y ha invadido el sentido contrario", ha indicado Juan Pablo Herranz, subdelegado del Gobierno en Guadalajara. Herranz también ha querido aclarar que el lugar de los hechos “no está catalogado como punto negro".El accidente que ha tenido lugar en Sigüenza es el segundo más grave por número de víctimas ocurrido este año. El primero tuvo lugar el 7 de febrero, en la carretera que une Sabiñánigo y Jaca (Huesca): ocho personas perdieron la vida en este siniestro.En la evacuación y asistencia del accidente intervinieron un helicóptero del Servicio Regional de Salud (Sescam), tres ambulancias, una UVI móvil, bomberos, Guardia Civil y personal de Obras Públicas.El Ayuntamiento de Sigüenza ha decretado dos días de luto por la muerte de estas siete personas. A lo largo del fin de semana se han registrado 22 accidentes de tráfico en las carreteras españolas. En los siniestros han fallecido 32 personas, mientras que otras 12 han resultado heridas graves y 16 han sufrido lesiones leves.El viernes hubo seis accidentes, en los que murieron siete personas, mientras que el sábado se contabilizaron cinco siniestros, con siete fallecidos. El domingo fue la jornada más negra, con 11 accidentes y 18 muertos.También han ocurrido accidentes graves en Valencia y Valladolid. En la primera región, un niño de 11 años murió el sábado al ser arrollado por un turismo. También hubo atropellos en Valladolid, donde un turismo y una furgoneta chocaron y alcanzaron a un chico y a una chica. La conductora del turismo dio positivo en el test de alcoholemia.