Los mayores bancos estatales chinos no irán a la cumbre del FMI en Tokio

Los cuatro mayores bancos estatales chinos confirmaron hoy que no asistirán a la cumbre del Fondo Monetario Internacional (FMI) que comienza mañana en Tokio, en pleno conflicto entre China y Japón por la soberanía de las islas Diaoyu/Senkaku.

Las entidades son el Banco Comercial e Industrial de China (ICBC), el Banco de China, el Banco de Construcción de China y el Banco de Agricultura de China, informó hoy la agencia oficial Xinhua.

La decisión de los bancos, dicen analistas consultados por la citada agencia, se produce a raíz de las tensiones entre Pekín y Tokio tras el anuncio de compra de tres de los islotes de las Diaoyu (Senkaku para Japón) por parte de la capital nipona el 10 de septiembre.

La iniciativa japonesa desató grandes protestas en varias ciudades chinas y las fuertes tensiones llegaron a provocar que compañías niponas, entre ellas gigantes como Toyota Motor, cerraran sus instalaciones en China.

No obstante, la mayoría de empresas japonesas afectadas planean empezar a operar de nuevo a partir de esta semana.

Aunque las protestas de la ciudadanía han cesado de forma paulatina, la crisis diplomática sigue abierta y Pekín anunció hoy que no cesará de enviar buques de vigilancia y patrullas pesqueras para salvaguardar su soberanía.

La entrada de las embarcaciones en lo que Japón considera su territorio ha motivado la queja de Tokio, que ha avisado de que su país 'no puede ceder' a pesar de la tensión y de la importancia de las relaciones con China, principal destino de sus exportaciones.

Según un analista del Ministerio de Comercio chino, Mei Xinyu, la resolución de las entidades financieras chinas 'evidencia' que las 'acciones unilaterales de Japón están congelando las relaciones bilaterales y empiezan a afectar a la economía mundial'.

'Es así porque las dos naciones juntas crean una quinta parte del crecimiento global', añadió Mei.

El archipiélago de la discordia, actualmente en manos de Japón -aunque China lo reclama como uno de sus territorios 'históricos'-, está deshabitado y tiene una superficie de poco más de 7 kilómetros cuadrados, pero se presume que alberga grandes reservas naturales.

Los mejores vídeos