Los jubilados aprenden a evitar accidentes

Lleida ha puesto en marcha una curiosa iniciativa: los Mossos de Tránsit están dando charlas a los jubilados en las que los enseñan a evitar accidentes. No sólo se trata de concienciar a este colectivo sobre el especial cuidado que ha de poner cuando está tras el volante; también se aprende a buscar el camino más seguro para no ser atropellado.

Más de 20 centros de jubilados de toda Lleida ya han recibido la visita de un Mosso de Tránsit que ha explicado a los más mayores cómo evitar riesgos durante la conducción o en sus paseos por la calle. Con esta iniciativa, según recoge el diario “La Vanguardia", se pretende concienciar a los jubilados de sus limitaciones como conductores y como peatones y del papel que juegan como educadores de sus nietos en materia de seguridad vial.Las charlas, con una hora y media de duración, comienzan señalando que las carreteras registran un alto índice de mortalidad entre la gente mayor. “El año pasado, 440 personas murieron en las vías catalanas. De ellas, 140 eran jubiladas y la mayoría pasaba de los 70 años", explican los responsables de estas conferencias.Los atropellos son la causa de muerte más frecuente, pero también hay muchas víctimas que conducían su propio coche o que viajaban como pasajeros. “Se conduce hasta edades muy avanzadas, pero hay que tener en cuenta que, a partir de los 25 años, se pierde elasticidad y facultades en los reflejos, la vista y el oído", apuntan los Mossos.Lo peor que se puede hacer es ir con prisa: si surge un imprevisto, no existe la misma capacidad de reacción que en personas más jóvenes. Para prevenir accidentes, el mejor consejo es buscar el camino más seguro, tanto a la hora de atravesar un cruce con el coche como al pasar de un lado a otro de la calle.Muchos de los jubilados conducen ciclomotores, vehículos agrícolas o automóviles con cierta antigüedad. Así, lo más importante es revisar los faros de estos vehículos, “con el fin de ser visibles en la carretera", y mantenerlos en buen estado. Los ruidos que, muchas veces, emiten estos coches impiden detectar cualquier imprevisto, mientras que algunos de ellos tienen retrovisores excesivamente pequeños. “Son riesgos innecesarios", advierten los agentes.Por último, se recuerda a los jubilados su papel en la educación vial de los más pequeños. “Sois el principal espejo en el que se miran", recuerdan los Mossos, por lo que todo lo que se haga mal en el coche puede ser copiado posteriormente. “No podemos pedir al niño que vaya sujeto en la sillita si nosotros no nos ponemos el cinturón", explican. Un hombre de unos 70 años ha apuñalado a otro, de 29, tras una discusión por cuestiones de tráfico. El suceso se produjo en la confluencia de las calles Ferraz y Quintana (Madrid). El herido, con lesiones en el cuello y en la mano izquierda, fue trasladado al hospital Clínico, donde ingresó con pronóstico grave.

Los mejores vídeos