Los jóvenes, en el punto de mira de la DGT

Primero anunciaron que no permitirían conducir a los noveles de noche; ahora podrían dejar a los jóvenes de 17 años ponerse al volante. Es el “carné en prácticas", una inciativa ya implantada en otros países.

Los jóvenes, en el punto de mira de la DGT
Los jóvenes, en el punto de mira de la DGT

No es nada nuevo. De hecho, lo propuso el anterior director de la DGT, Carlos Muñoz Repiso, cuando el PP gobernaba. La idea es dejar a los jóvenes de 17 años ponerse al volante: eso sí, primero tienen que aprobar el examen teórico de conducir y siempre irían acompañados de un adulto con carné y más de ocho años de experiencia. Para los responsables de la DGT, “cuando una persona se saca el permiso de conducir, el primer año es de aprendizaje. El problema es que la gente joven aprende en horas poco aconsejables: durante las noches de los fines de semana". Esta especie de “carné en prácticas" ya ha mostrado su eficacia en otros paíse como en Estados Unidos o en Francia. En junio, el actual director de la DGT, Pere Navarro, defendía un informe elaborado por la patronal de las aseguradoras, Unespa. En él, se establecía el perfil de los conductores más peligrosos: los varones de 18 años provocan accidentes un 200 por cien más peligrosos que la media. La “peligrosidad" va descendiendo en la medida que aumenta su edad; así, a partir de los 26 años la cifra es mucho menor que la del resto de conductores.Sin embargo, los últimos datos recogidos por la propia DGT desmienten esta teoría. En el último anuario de Tráfico se establece que los conductores menores de 29 años con una amplia experiencia al volante son los que sufren más siniestros.Además, también se acaba con el esterotipo de la noche como peor franja horaria. Según la DGT, la mayoría de los siniestros mortales se producen entre las seis y las ocho de la tarde. Los peores días: viernes y domingo. La mayoría de las víctimas mortales de un accidente de tráfico llevaba con el carné de conducir más de diez años.