Los fabricantes eligen Barcelona para instalar sus centros de diseño

Renault y Volvo han sido las últimas marcas en ubicar sus centros de diseño en Barcelona, siguiendo la estela de Nissan, Volkswagen-Audi y, sobre todo, Seat.

Las dependencias de los creativos de Renault se encuentran en la calle Trafalgar. Muy cerca, en la calle Diputació, Volvo ha instalado su centro de diseño de automóviles.

No son los primeros fabricantes que eligen la Cuidad Condal para desarrollar sus nuevos modelos. Nissan, Volkswagen y, por supuesto, Seat, ya habían implantado en Barcelona sus departamentos de diseño, lo que ha motivado la aparición de numerosas empresas de ingeniería que colaboran con las grandes firmas, con el consiguiente movimiento económico.

Este negocio aún está despegando, como señalan Jaime Lozoya y Albert Mayol, directivos de Lypsa y Rücker Ibérica, dos de las ingenierías más operativas en estos momentos. Barcelona tiene una buena posición y se prevé un buen futuro, pero aún se dedica poco dinero a la investigación y desarrollo.

Vicente Aguilera, presidente de los Servicios Técnicos de Automoción (STA) y "padre" del Seat Ibiza, Córdoba, Toledo o León, recuerda que a mediados de los ochenta pocas empresas se dedicaban al diseño de coches, mientras que ahora es una de las actividades en auge. En su opinión "la luz y el clima son puntos de referencia para que otras compañías se fijen".

Por su parte, Thierry Metroz, director de diseño de Renault Barcelona, considera que "en Europa hay ciudades muy fuertes en este terreno, pero Barcelona es una apuesta de futuro". Su empresa optó por la calle Trafalgar por cuestiones culturales, por la importancia e influencia de la luz y el clima en la creatividad y porque "aquí existe otra manera de ver las cosas, hay más contacto con la gente".

El director de diseño de Volvo, Dave Ancon, destaca los mismos valores: "hemos venido al centro porque queremos estar en contacto con la ciudad".

El director del centro de diseño de Volkswagen abre su propia empresa
Erwin Leo Himmel, director del centro de diseño externo del grupo Volkswagen, fue el primero en elegir el entorno de Barcelona (Sitges) para instalar un centro de desarrollo creativo. Después de casi 20 años al servicio del consorcio alemán, principalmente para Audi, Himmel ha decidido independizarse y ha establecido su propio estudio de diseño (Fuore Design), también con base en la Ciudad Condal.

Himmel planea abrir sucursales en Nueva York y Tokio, pero conservando en la ciudad española su sede principal. En principio, prevé ampliar el negocio hacia el diseño de barcos, ferrocarriles y muebles, aunque la automoción será la actividad principal.

Entre sus trabajos anteriores se encuentran el cambio de logotipo de Seat y los prototipos Bolero y Fórmula, también de la marca española.

Los mejores vídeos