Los fabricantes de coches defienden un cambio en los sistemas de movilidad

Los directores ejecutivos de las principales empresas automovilísticas europeas han coincidido hoy en la necesidad de cambiar los sistemas de movilidad mediante la combinación de varios medios de transporte, con el fin de reducir la contaminación y aumentar la eficiencia de los vehículos.

Los directivos han participado en un congreso sobre innovación en la industria automovilística organizado en Bruselas por la Asociación Europea de Fabricantes de Automóviles (ACEA).

En el encuentro, los principales fabricantes han escuchado las propuestas hechas por centenares de jóvenes de todo el mundo sobre temas como la eficiencia energética o los cambios en la movilidad.

Además, las marcas han expuesto prototipos de motores eléctricos e híbridos que saldrán al mercado en un futuro próximo.

Uno de los mayores temas tratados en la conferencia ha sido el cambio en los modelos de movilidad, con especial énfasis en los sistemas 'intermodales', es decir, en el que los viajeros combinan diferentes medios de transporte.

El presidente de ACEA y de Daimler -empresa propietaria de marcas como Mercedes-, Dieter Zetsche ha indicado que 'los retos' en este sentido son iguales tanto en Europa como en países en vías de desarrollo.

De hecho, según Zetsche, actualmente los problemas de transporte se concentran en las grandes áreas metropolitanas, una mayor parte de las cuales están localizadas en países en desarrollo.

El presidente del grupo francés PSA Peugeot-Citroën, Philippe Varin, ha pedido a las autoridades europeas 'más incentivos' para desarrollar 'nuevos modelos de movilidad'.

Asimismo, Varin ha lamentado que el ritmo de innovación de los grupos automovilísticos sea mucho mayor que el de renovación de las redes de infraestructuras.

'Podemos acabar con unos productos magníficos pero encontrarnos con que no hay carreteras suficientes', ha señalado el presidente de la empresa francesa.

Por su parte, el presidente de la alemana BMW, Norbert Reithofer, ha recordado que las compañías del sector de la automoción 'gastan miles de millones' de euros cada año en mejorar la eficiencia de los vehículos y reducir las emisiones, pero que para ello deben seguir vendiendo para poder financiar estas inversiones.

'Los clientes tienen que demandar (productos nuevos) y éstos deben ser asequibles. Estamos hablando de reinventar la industria y esto no se hace de un día para otro', ha declarado Reithofer.

También han estado presentes en el encuentro altos cargos de Toyota Europe, Volvo, Iveco, Jaguar-Landrover, DAF y General Motors.