Los desdoblamientos elevan la seguridad vial

Las autopistas registran menos accidentes que las carreteras convencionales, según señalan las estadísticas. Así, el subdirector general de Gestión de Tráfico y Movilidad de la DGT, Jesús Díez de Ulzurrun, ha subrayado que los desdoblamientos de las calzadas mejoran las condiciones de seguridad vial.

La Asociación Española de la Carretera está celebrando en Palma de Mallorca su XXV Semana de la Carretera, marco en el que se exponen diferentes propuestas para mejorar la movilidad y la seguridad en las vías de nuestro país.Jesús Díez de Ulzurrun, miembro de la Dirección General de Tráfico, ha indicado que el índice de accidentalidad es “mucho más bajo" en las autovías y autopistas que en las carreteras convencionales. La proporción, según De Ulzurrun, es “de un cuarto sobre tres cuartos".Sin embargo, las vías de alta capacidad tienen un aspecto negativo: el impacto ambiental. Siempre se procura que éste sea “el menor posible, mediante una inversión y unos estudios adecuados", ha señalado el representante de la DGT.De Ulzurrun ha hecho hincapié en la necesidad de controlar los transportes especiales –aquellos que necesitan una autorización complementaria de circulación debido a sus dimensiones o a su masa máxima- dada la gravedad de los siniestros que pueden llegar a ocasionar.El subdirector general de Gestión de Tráfico y Movilidad estima que cualquier persona con más de tres años de carné tiene capacidad suficiente para llevar motocicletas de hasta 125 cm3.Por su parte, el presidente del Gobierno balear, Jaume Matas, ha subrayado la necesidad de ejecutar los convenios de carreteras suscritos entre las administraciones central y autonómica, con el fin de paliar el “déficit histórico" de las islas en esta materia.El carné por puntos llega con la intención de rebajar el número de siniestros en las carreteras. El sistema podría traer beneficios a las autoescuelas, gracias a los cursos de reciclaje que tendrán que realizar aquellos a los que les sea retirado el permiso de conducción. Sin embargo, los centros no lo ven de esta manera y han querido dar su opinión.La Confederación Nacional de Autoescuelas (CNAE) ha hecho público un texto en el que indica que los cursos de sensibilización y reeducación vial no serán la panacea que han indicado algunos medios de comunicación. En primer lugar, la entidad afirma que es lógico que las autoridades piensen en las escuelas de conductores para dar estas clases (como ocurre en muchos países europeos), ya que su preparación y experiencia formativa las coloca en una buena posición para desarrollar este cometido.Además, hay que tener en cuenta que las autoescuelas “son empresas privadas que cumplen un fin social. Su compromiso con la seguridad vial no necesita ser comentado", señala el escrito. Asimismo, la CNAE ha recordado la propuesta que hizo al Ejecutivo del PP y que ha repetido al Gobierno del PSOE: la entidad se compromete a colaborar desinteresadamente en la implantación de los cursos de sensibilización y reeducación, complemento necesario al sistema de sanciones que traerá el carné por puntos. Por último, la CNAE ha querido señalar que, suponiendo que todos los conductores que perdiesen puntos se matricularan en uno de estos cursos y que los beneficios derivados de los mismos ascendieran –como han apuntado algunos medios de comunicación- a 14 millones de euros, aún habría que dividir esta cifra entre más de 8.000 autoescuelas. A cada una le correspondería “poco más de 1.700 euros", cantidad irónicamente calificada por la entidad como “una verdadera fortuna".

Los mejores vídeos