Los conductores no tienen aún los chalecos

Menos de la mitad de los conductores ha comprado su chaleco reflectante. Las asociaciones se quejan ante la falta de información sobre una normativa que entra en vigor el próximo 24 de julio.

Los conductores no tienen aún los chalecos
Los conductores no tienen aún los chalecos

Falta apenas un mes y medio para que entre en vigor la obligatoriedad de usar los chalecos reflectantes para los conductores de turismos y, según estimaciones de las que se ha hecho eco Periodista Digital, sólo el 30 por ciento de los mismos ha adquirido esa prenda. El 24 de julio empieza a ser imprescindible la utilización de esta prenda, que, de no llevarse, puede costar una multa es de 90 euros. Para Mar Cogollos, directora de la Asociación para el Estudio de la Lesión Medular Espinal (AESLEME), “la gente ha entendido que el uso del chaleco es obligatorio, pero aún no tiene claro la fecha de su entrada en vigor y, seguramente, crea que cualquier chaleco vale. Falta esa información". La Dirección General de Tráfico ha confirmado que no habrá una nueva campaña de información a este respecto, pero sí habrá un comunicado recordatorio del director de la DGT, Pere Navarro, en una fecha próxima al 24 de julio. Este no es, sin embargo, el principal problema. Lo más preocupante es que el 40 por ciento de los chalecos que se han vendido hasta el momento no cumple la normativa que garantiza la protección de las personas en carretera.

Según los expertos, “son chalecos que, a los 20 metros, no ofrecen ninguna visibilidad, cuando deberían tener una visibilidad clara a un mínimo de 200 metros". La diferencia de precio entre los chalecos homologados y los “falsos" es de unos 4 euros, ya que los primeros se venden a un precio entre 8 y 11 euros, mientras que los segundos, en los llamados “todo a cien", cuestan entre 3 y 6 euros.