Los concesionarios, “prisioneros” de las marcas

El secretario general de la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción (Faconauto), Blas Vives, ha abundado en las denuncias que ayer hizo la entidad en su XIV Congreso Nacional. Según Vives, los distribuidores están sometidos a las marcas y su supervivencia depende de la voluntad de los fabricantes. Son dos sectores “condenados a entenderse".

Los concesionarios, “prisioneros” de las marcas
Los concesionarios, “prisioneros” de las marcas

Desde la entrada en vigor del Reglamento Europeo de la Distribución, hace 14 meses, los concesionarios se han visto envueltos en una “vorágine de inversiones", con el fin de adaptarse a los estándares de calidad impuestos por los fabricantes. Ésta es la opinión de Blas Vives, secretario general de Faconauto, que ha realizado un análisis sobre los males que aquejan al sector.Según Vives, actualmente los distribuidores dependen más de las marcas, ya que los empresarios arriesgan con sus inversiones, mientras que el negocio “es dirigido por otros"; es decir, las automovilísticas. “Estamos obligados a entendernos y el entendimiento es preferible a la confrontación", ha añadido. Asimismo, ha recordado que, a partir del 1 de octubre de 2005, se producirá un cambio sustancial para el sector, con la entrada en vigor de la normativa que permite a un distribuidor establecerse en cualquier punto de la Unión Europea.Por su parte, Javier Rodríguez Heredia, presidente de Faconauto, ha pedido al segmento que cambie hacia un modelo de asociacionismo más profesional, con el fin de hacer frente a esta falta de autonomía que sufren los concesionarios. Los fabricantes, según ha explicado, imponen un mercado menor, pues se reservan cada vez un mayor número de ventas directas y ponen en funcionamiento más distribuidores filiales. Además, trasladan costes a los concesionarios, consignan proveedores a precios no competitivos y exigen cumplimientos al pie de la letra del nuevo reglamento comunitario.En este panorama, los distribuidores se ven debilitados por su individualismo y por un modelo de asociación caracterizado por el voluntarismo y por los escasos recursos. Así, están en clara desventaja frente a las marcas. Para paliar esta situación, deben dedicar “más tiempo y recursos al colectivo", ha asegurado Heredia.El presidente de Faconauto también presentó el plan remitido al Gobierno para impulsar el segmento, que atraviesa una situación de “incertidumbre empresarial". Entre sus principales reivindicaciones se encuentra la aprobación de una Ley de Contratos de Distribución Comercial. Con ella, se regularía el “vacío legal existente en las relaciones entre marcas y concesionarios, se potenciaría la libertad empresarial y la independencia de las pymes y se reequilibrarían los intereses entre las partes, por lo que el consumidor saldría beneficiado", según Heredia. En Terra Autopista te informamos ayer sobre el decálogo que Faconauto presentó al Ejecutivo; si quieres saber más sobre el tema, pincha en el enlace que aparece bajo estas líneas.Por otra parte, la asociación se hizo eco de un informe elaborado por la consultora Marketing Systems. El texto indica que, después de tres años de continuas subidas, las ventas de turismos caerán un 4,3 por ciento el año que viene, hasta llegar a los 1,43 millones de coches. El descenso en la demanda de los particulares (que bajará un 6,7 por ciento respecto a 2004) y de las empresas serán los principales factores que provoquen esta situación. Según el informe de la consultora, el incremento de las ventas a las empresas alquiladoras y de “renting" crecerá el próximo ejercicio entre un 1,8 y un 1,9 por ciento. También subirán las matriculaciones de todo terreno, hasta las 94.400 unidades en 2005.

Ese año, el mercado estará liderado por Renault, con una cuota del 12,5 por ciento, seguido por Citroën (11,6 por ciento) y Ford (10,3 por ciento). Además, Saab logrará un incremento en sus operaciones del 16 por ciento.

Para 2004, el informe calcula una subida del 9 por ciento, con un total de 1.503.795 unidades vendidas. Durante los 10 primeros meses de 2004, las ventas de vehículos en Europa han alcanzado los 13,01 millones de unidades, un 0,9 por ciento más que en el mismo período de 2003. Renault mantiene su liderazgo, pese a que sus operaciones han descendido un 8,2 por ciento (123.480 unidades) en octubre.