Los concesionarios de Madrid, contra el Impuesto de Matriculación

España es el único país de toda la Unión Europea donde el comprador debe pagar un impuesto de matriculación al adquirir un nuevo vehículo. La Asociación de Concesionarios de Automóviles de Madrid (ACAM) ha cambiado de cúpula directiva bajo el compromiso de luchar contra esta medida.

Los concesionarios de Madrid, contra el Impuesto de Matriculación
Los concesionarios de Madrid, contra el Impuesto de Matriculación

En la actualidad, España es el único país de la UE que continúa recaudando el denominado Impuesto de Matriculación, un gravamen que los compradores deben abonar cada vez que compran un nuevo vehículo.

La ACAM, una asociación que agrupa en la Comunidad de Madrid a 360 concesionarios de automóviles en la red primaria y a cerca de 800 en la red secundaria, asegura que esta tasa debería desaparecer para que "las empresas españolas puedan ser tan competitivas como las del resto de la Unión Europea".

Así, su recién nombrado presidente, Francisco Salazar-Simpson, ha asegurado que reforzará las actividades de esta asociación para luchar contra este impuesto. Además, la ACAM piensa reforzar sus vínculos por lo que ha anunciado su integración en la federación nacional Faconauto. Asimismo, solicitará su ingreso en la Confederación Empresarial de Madrid.