Los concesionarios de coches no prevén normalidad en las ventas hasta 2019

Los concesionarios españoles de automóviles no prevén hasta 2019 un retorno a los registros de ventas de coches que se consideran normales en este mercado, según previsiones de la consultora MSI para la patronal sectorial Faconauto, a los que ha tenido hoy acceso Efe.

Dentro del sector del automóvil se considera la velocidad de crucero del mercado automovilístico español entre 1,2 y 1,3 millones de turismos al cierre de cada ejercicio anual y el año 2019 es el que se coloca en el umbral de estos pronósticos.

En 2019, los pronósticos de venta al cierre del ejercicio se encuadran en 1.192.800 unidades, y en 2020 se rebasará, por primera vez en doce años, el umbral de los 1,2 millones de turismos.

En la sucesión de previsiones hasta 2021, formulada por MSI, se establece un registro de 1.275.800 turismos vendidos, cifra todavía muy lejos de las 1.649.320 unidades alcanzadas en 2005 y que constituye hasta ahora la marca histórica de este comercio.

La fuente informante señala que para este año el cierre se fijará en un exiguo registro de 737.400 turismos, el peor hasta ahora en la historia, desde que se disponen de estadísticas oficiales de matriculaciones (año 1989).

Según esta secuencia de previsiones, desde este año hasta 2021 en España se matricularán 538.400 turismos más, lo que significa un crecimiento acumulado en dicho periodo del 73 %.

Las previsiones para el año que viene tampoco son óptimas, pues MSI apuesta por un cierre de mercado de 753.250 unidades que, aunque supondrían una subida del 2,1 % respecto a 2012, implica también registros de volumen muy bajos.

La previsión para el retorno al millón de matriculaciones de turismo se fija en 2015, donde se espera cerrar con 1.017.000 ventas.

El fuerte repunte del mercado se espera para 2014 y 2015, con crecimientos interanuales en las matriculaciones del 15,3 % y del 17,1 %, respectivamente.

En años sucesivos, las previsiones apuntan ya a subidas interanuales de matriculaciones ininterrumpidas más moderadas, entre el 2 % y el 4 %.

El desplome del mercado en estos dos últimos años ha llevado a una fuerte reordenación de la red española de concesionarios de automóviles que en 2007 contabilizaban 3.157 establecimientos (3.058 independientes y 101 filiales de marca) y se espera que este año cierre con 2.831 (2.733 independientes y 98 de filiales de marca).

Ello quiere decir que, desde el inicio de la crisis, se han perdido 326 concesionarios (323 independientes y sólo 3 de filiales de marca).

El impacto en los recursos humanos de esta actividad ha implicado que desde el 1 de enero de 2008 hasta hoy, esta actividad ha perdido 50.000 empleos, a los que se deben añadir otros 10.000 o 15.000 adicionales con el nuevo ajuste que se espera este año.

Fuentes de Faconauto abundan también en que, en la actual situación de crisis más profunda, desde los fabricantes e importadores de autos se han producido 1.500 preavisos de cancelación de contratos a concesionarios, de los que 950 vencen el 31 de mayo de 2013 y el resto en 2014.

Un motivo de preocupación para los concesionarios radica en la casi total descapitalización de los recursos humanos de la red y el temor añadido de que, cuando se invierta la tendencia actual de bajas ventas, se habrán perdido todos esos recursos.

Los mejores vídeos