Los concesionarios aumentan ventas, pero reducen rentabilidad

Los concesionarios se encuentran en el punto de mira de Bruselas. La UE quiere liberalizar la venta de coches, mientras los fabricantes aseguran que no tienen tanto margen de operación para adaptarse al dictado del libre mercado. Hoy, los concesionarios dan la razón a las marcas: en España, han aumentado las ventas, pero se ha reducido la rentabilidad de estos negocios.

Los concesionarios aumentan ventas, pero reducen rentabilidad
Los concesionarios aumentan ventas, pero reducen rentabilidad

Faconauto, la Federación de Asociaciones de Concesionarios de Automoción, estima que los concesionarios españoles aumentaron sus ventas un 12,9 por ciento, durante 2001. Fue un buen ejercicio para el sector, que logró una facturación de 21.042 millones de euros (3,5 billones de pesetas).

Así, los distintos concesionarios aumentaron sus beneficios un 12,06 por ciento, llegando hasta los 473 millones de euros (78.750 millones de pesetas). Eso sí, a pesar de que los consumidores se acercan en mayor número a sus centros, la rentabilidad de los mismos disminuyó notablemente. Si en 2000 se situaba en el 2,2 por ciento, ahora es de sólo el 1,9 por ciento. Según Juan Arévalo, de Faconauto, "esta es la asignatura pendiente de los concesionarios". En España hay 3.500 concesionarios y cada uno de ellos, según Faconauto, logró unos beneficios limpios de 13.222 euros (2.199.956 millones de pesetas). Estas cifras respaldan la tesis de los fabricantes de automóviles, que aseguran que el sector tiene poco margen de maniobra ante la reforma que propone Mario Monti, comisario europeo de la Competencia.

El informe explica que esta situación se debe a las reducciones de los márgenes comerciales de los concesionarios. Las marcas han disminuido este ratio en un punto. Por tipo de ventas, los ingresos procedieron sobre todo de la venta de coches nuevos, que supusieron un total de 14.456 millones de euros (2,4 billones de pesetas), un 9,05 por ciento más que el año anterior. El vehículo de ocasión movió 10 millones de euros (1.704 millones de pesetas), un 32,77 por ciento más que en el ejercicio anterior.

La venta de recambios reportó a los concesionarios un total de 2.280 millones de euros (379.360 millones de pesetas), lo que supone un crecimiento del 11,23 por ciento. Por su parte, los talleres facturaron 2.173 millones de euros (361.556 millones de pesetas), un 23,47 por ciento más. Además, gracias a temas de financiación, seguros, extensión de garantías y gestoría, se facturó un total de 573 millones de euros (95.339 millones de pesetas), lo que supone un crecimiento del 45,86 por ciento.

Pregunta a los propietarios por su coche y recibe las respuestas en tu email.

Acepto la política de privacidad para poder obtener las respuestas.

Quiero recibir la mejor oferta.