Los compactos japoneses, los preferidos por los amantes del tuning

Los amantes del tuning estadounidenses se inclinan en estos últimos, según el diario Auto.com, por los compactos de origen japonés. Así, modelos como el Honda Civic o el Acura Integra están entre los preferidos de estos amigos de añadir todo tipo de aditamentos a los coches.

Pinturas brillantes, tubos de escape desproporcionados, llantas escandalosas, grandes alerones y faldones y equipos de audio estruendosísimos… son algunos de los elementos que a menudo los amantes del tuning añaden a sus coches. Pues bien, según el diario Auto.com, los amantes de este tipo de transformaciones en Estados Unidos se inclinan por los coches de origen asiático y dentro del segmento de los compactos. Como ejemplo se citan modelos como el Honda Civic (en la imagen, el modelo Type R que se comercializa en España) o el Acura Integra, de origen japonés, y el Ford Focus, de origen americano. En palabras de Tom Williams, organizador del Dallas AutoRama Show (un espectáculo de transformismo de coches), la evolución hacia los coches más pequeños se viene observando desde hace unas décadas para acá. En los años 40 y 50 los coches utilizados para el tuning grandes modelos de Chevrolet o de Ford.

Los mejores vídeos