Los combustibles mantienen los precios altos

Aunque en la última semana no se han producido notables incrementos del precio de los combustibles, éstos se mantienen elevados y, en lo que va de mes, ya han subido entre 1,9 y 4 céntimos de euros dependiendo del carburante.

El precio de los combustibles durante este mes se mantiene en máximos históricos. El Diesel ha registrado el aumento mayor en su precio, hasta 4,1 céntimos de euros (unas 7 de las antiguas pesetas) por litro. El precio medio de la gasolina sin plomo de 98 octanos estaba en nuestro país durante la semana pasada en torno a 1,018 euros, mientras que la de 97 está en 1,003 euros y la de 95 sin plomo se coloca en torno a 0,932 euros.

Esta subida generalizada de los carburantes tiene su origen en las altas cotizaciones del crudo en las bolsas de todo el mundo que, día tras día, registran nuevos valores récord.

Para el director general del Fondo Monetario, Rodrigo Rato, el alza continuada del precio del petróleo pone en grave riesgo el crecimiento económico mundial. El “impacto ya se está viendo", aunque el crecimiento global está compensado esta tendencia, que durante el año que viene sí se va a reflejar de manera más fuerte.

La cotización del barril de crudo de Texas, referencia en los mercados estadounidenses, cerró la semana pasada en 55,37 dólares. El de Brent, referencia en Europa, se colocó en 51,25 dólares. Si tenemos en cuenta que no hace mucho, a comienzos de 2003, la Opep ofrecía un aumento de producción si el barril de crudo se mantenía en una horquilla encima de los 23 dólares por barril, podemos concluir que nos encontramos ante una situación harto complicada. Hoy, 25 de octubre, la cotización del Brent ha abierto con un nuevo récord: 51,70 dólares, pero es que en la sesión de preapertura llegó hasta 51,90. Los analistas justifican esta situación por las amenazas que hay sobre el suministro y por la llegada del invierno en el hemisferio Norte, momento en el que la demanda siempre se dispara.

También, el Viejo Continente puede sufrir interrupción de suministros. Los armadores noruegos han anunciado un posible bloqueo de la producción de crudo en ese país a partir del próximo 8 de noviembre si no se solucionan antes sus conflictos laborales. Hay problemas entre los empleados de las petroquímicas que trabajan en el continente y aquellos que realizan su labor en alta mar. Hasta el momento, este conflicto interno ya ha supuesto unas pérdidas de 122 millones de euros; si sigue hacia delante el paro, podría perderse una producción diaria de tres millones de barriles. El profesor de Economía Oystein Boreng ha señalado que los precios podrían dispararse y alcanzar la cifra de “80 ó 90 dólares por barril".

Según los analistas económicos, la tendencia alcista continuada de este producto repercute en todos los demás y conlleva un aumento de la inflación, que perjudicará a medio y largo plazo el crecimiento de todas las economías mundiales.

Los mejores vídeos