Los coches usados tendrán más garantías

El proyecto para desarrollar una norma que obligue a dar más información a los compradores de un vehículo usado comienza a ser una realidad en Andalucía. Esta región ya ha redactado el texto legal que concretará el nuevo precepto.

La norma que dará más garantías a los compradores de vehículos de ocasión (sean coches, camiones o motocicletas) hará obligatoria la exhibición de un cartel sobre cada unidad a la venta. En él constarán datos como la matrícula del automóvil, su antigüedad, el kilometraje, la fecha de la primera matriculación, el servicio que cumplía, el precio –que debe tener una vigencia mínima de 10 días naturales-, si es o no propiedad del establecimiento en el que se expone y su garantía. Ésta es de seis meses (como mínimo) en casi toda España.

Además, el cliente tendrá a su disposición un segundo documento que debe solicitar para conocer el número de bastidor, la fecha en la que el vendedor compró el vehículo y la de la última ITV. Este apartado será primordial en el caso de que el automóvil presente deficiencias, haya sido modificado en alguna de sus características o haya sufrido algún tipo de avería o golpe que haga necesaria una nueva inspección: todos estos datos deben aparecer en la documentación.

El Parlamento regional debe aprobar ahora el borrador del decreto elaborado por la Junta de Andalucía, aunque éste ya ha sido remitido a las partes afectadas (entre las que se encuentra Ganvam, la Asociación Nacional de Vendedores de Vehículos a Motor, Reparación y Recambios) para que presenten sus alegaciones.

Posiblemente, el resto de comunidades autónomas se unirán a la andaluza elaborando sus propios decretos, aunque no tienen la obligación de hacerlo (se trata de un proyecto que surgió tras el acuerdo entre las comunidades y la Dirección general de Consumo y Salud Pública, que carece de fuerza jurídica).

El desarrollo de esta norma beneficiará, en primer lugar, a los compradores, que dispondrán de las garantías que ofrece una mayor información. Esto, a su vez, podría ayudar a incrementar las ventas del sector, que ha registrado –durante el primer cuatrimestre del año- 347.000 unidades comercializadas, lo que representa un aumento del 0,5 por ciento respecto al mismo período de 2001.